Automovilistas y víctimas de accidentes reclaman mayor inversión en infraestructuras

Baches. Una carretera nacional en Andalucía en mal estado./L.R.M.
Baches. Una carretera nacional en Andalucía en mal estado. / L.R.M.

La siniestralidad se ha incrementado durante la pasada Semana Santa

L.R.M.

Asociaciones de automovilistas y de víctimas de tráfico han advertido del deterioro de las carreteras y han criticado la cuantía del presupuesto que el Gobierno prevé destinar para su conservación, 885,52 millones de euros, un 0,17% más que el ejercicio precedente, según el proyecto presentado para su tramitación en las Cortes Generales.

«Lo que me parece de vergüenza es que un patrimonio que es de todos, por dejadez o creer que no es importante, estemos perdiendo vidas por culpa de ese patrimonio en mal estado», ha criticado la vicepresidenta de la Plataforma Motera para la Seguridad Vial (PMSV), María José Alonso, que ha tachado de «irrisoria» la partida de este 2018 para el mantenimiento de las vías.

Relacionada

También la Asociación DIA de víctimas de accidentes ha pedido más inversión. Su presidente, Francisco Canes, afirma que el «deterioro» de las carreteras es cada vez «más evidente» y habría que aumentar el presupuesto, no mantenerlo año por año. «Tiene que haber un aumento del 4-5% anual, algo superior al IPC, y sobre todo tener un plan claro de mantenimiento», propone.

El mantenimiento de la red viaria es insuficiente, según las asociaciones

Automovilistas y víctimas reclaman mayor inversión en infraestructuras

Desde Automovilistas Europeos Asociados (AEA) insisten en la importancia de invertir en la conservación de las infraestructuras, pues su presidente también hace hincapié en que hay «deterioro». En su opinión, harían falta «como mínimo 1.800 millones de euros al año».

Por su parte, la presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella, manifiesta que invertir en prevención es, al fin y al cabo, «generar salud y bienestar, y también es una forma de ahorrar en Sanidad, salvando vidas».

Semana Santa

Automovilistas y víctimas también han valorado negativamente los datos de siniestralidad vial de Semana Santa, que se saldó con 30 fallecidos en las carreteras españolas, frente a los 27 de 2017. Además, han hecho hincapié en la importancia de la Educación Vial para concienciar a la población y lograr que se reduzcan las muertes en accidentes de tráfico.

«Mientras vaya incrementando de un año para otro sigue siendo negativo», señala Ana Novella, que sostiene que «llegar a la conciencia de las personas cuesta mucho». Para Novella, «la Educación es la base de todo». «Lo hemos dicho por activa y por pasiva», añade Novella, que considera que esta educación ha de ser «obligatoria y transversal» en los colegios.

Endurecer el código

La presidenta de la Plataforma Motera para la Seguridad Vial, María José Alonso, reconoce que los datos de Semana Santa «no son cifras muy disparatadas» pero sí que son un «goteo» de víctimas mortales. «Lo cierto es que hay que plantearse muy en serio qué está fallando, no solo a nivel educacional sino replantearse muchas cosas en el Código Penal», sugiere.En su opinión, «los valores se han perdido por completo y visto lo visto no se puede avanzar más en los adultos», a los que habría que reeducar en Educación Vial es a los niños, según dice. Por ello, insiste en que hay que endurecer las penas «de una manera ejemplar» tanto a nivel económico como de penas de cárcel.

Mario Arnaldo, de AEA, también dice que las cifras de Semana Santa son «muy preocupantes», ya que «confirman la tendencia que ya se produce, que es un incremento muy importante de la mortalidad en las carreteras españolas, especialmente preocupante también porque aumenta el número de víctimas en función de una reducción del volumen de tráfico». Arnaldo asegura que este año ha habido, pese a las previsiones de aumento frente al año anterior por parte de la DGT, unos 700.000 desplazamientos menos que en 2017, por las condiciones meteorológicas.

«La administración no está siendo capaz de frenar la sangría», se queja Arnaldo, que reprocha a la sociedad estar en «anestesia». «Esta administración no está consiguiendo movilizar a la sociedad para trasladar a un primer plano la importancia de la seguridad vial», añade.

No obstante, el presidente de Asociación DIA de víctimas de accidentes, Francisco Canes, no atribuye estas cifras a las actuaciones de la Administración. «La Dirección General de Tráfico lidera, pero no es la que lleva todo el peso en estas cosas, regula un poco la vigilancia en las carreteras, pero aquí hay muchas de las que hablar, la educación vial de los conductores, por ejemplo, el tema del uso del móvil o la velocidad inadecuada», argumenta Canes, que ha hecho un llamamiento «a la responsabilidad individual de cada uno» y ha criticado también la «carencia presupuestaria» para el mantenimiento de las infraestructuras viarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos