CUESTIÓN DE DISEÑO

CUESTIÓN DE DISEÑO

::

La llegada del Kona a la gama de modelos tipo SUV o todoterreno de Hyundai representa otro escalón más en la importante ofensiva de producto de la marca que está realizando en el mercado europeo. Así, ya son cuatro la oferta del fabricante coreano tras el Grand Santa Fe, Santa Fe y Tucson.

El Kona es el de menor tamaño de los cuatro pero quizá el más evolucionado en cuestión de diseño, con un estilo joven y más audaz y llamativo que el de sus hermanos mayores. Con unas dimensiones compactas y una longitud de 4,16 metros, se encuadra en el cada día más competido segmento B. De momento, se comercializa con dos mecánicas de gasolina, la menos potente con tracción delantera y cambio manual y la de mayor potencia con transmisión a las cuatro ruedas y cambio automático.

La gama dispone de varios niveles de equipamiento y equipa lo último en conectividad y sistemas de asistencia al conductor. A pesar de sus dimensiones recortadas, el nuevo Hyundai incorpora una plataforma en la que se utiliza un acero de elevada resistencia a la torsión lo que proporciona una rigidez superior de la carrocería y mayor seguridad a los pasajeros en caso de choque. Una nueva estructura ligera que optimiza el rendimiento en carretera.

El diseño atrevido y a la vez cuidado del Kona es un hecho. Como en los últimos turismos de la marca, adquiere los últimos códigos de estilo del fabricante, principalmente por la nueva identidad en el frontal con la calandra que simula una forma de cascada. Acorde a la línea más vanguardista, los grupos ópticos separados en la parte delantera son de led, con los faros delanteros y las luces diurnas. El techo puede ir pintado en un tono distinto al resto de la carrocería y se ofrecen hasta diez colores para una completa personalización.

Con una gran anchura de 1,80 metros y una altura de 1,55 metros, la apariencia es de robustez. Los diseñadores han buscado mayor espacio interior, que se consigue al colocar las ruedas más en las esquinas. De esta forma, la distancia entre ejes crece hasta los 2,60 metros en beneficio de mayor habitabilidad para los pasajeros y mejor estabilidad y aplome a la carretera.

Otros detalles son unas buenas cotas para conducción todoterreno, los abultados pasos de ruedas y las cortinas de aire en los lados del parachoques delantero. En la parte trasera, un apéndice aerodinámico integra la tercera luz de freno de led y las barras en el techo acentúan la imagen de vehículo SUV. Según el nivel equipamiento, las llantas de aleación de dos tonos varían entre 16 y 18 pulgadas.

Una vez en el habitáculo, se aprecia una buena calidad gracias a superficies suaves en toda la zona de la instrumentación y materiales resistentes al uso prolongado. Se pueden elegir diferentes colores para los detalles y costuras, en combinación con los asientos y el volante. Los tonos naranja, lima y rojo son juveniles y adornan numerosos elementos, como las salidas de ventilación, palanca de cambios, cinturones de seguridad, anillo del botón de arranque, tiradores de las puertas y las costuras de los asientos y el volante.

El maletero del Kona admite un volumen de 361 litros y gracias a que los asientos traseros son plegables en mitades asimétricas es posible transportar bultos de gran tamaño; con los asientos traseros abatidos, la capacidad llega hasta los 1.143 litros de capacidad. También dispone de numerosos huecos para dejar pequeños objetos, bandejas de almacenamiento y portabotellas de 1,5 litros en las puertas El espacio disponible para las piernas de los pasajeros en los asientos delanteros es de 1,05 metros y de 0,88 metros para los ocupantes de la parte trasera.

Los motores del Kona son dos de gasolina, si bien la gama se ampliará con un diésel. El de acceso a la gama es el pequeño tres cilindros de un litro de cilindrada que desarrolla 120 caballos y lleva un cambio manual de seis velocidades; el consumo de combustible combinado es de 5,2 litros. El más potente es un 1.600 con 177 CV, asociado a un cambio automático de doble embrague de siete velocidades. Esta versión, con tracción total, reparte hasta el 50 % del par motor hacia el eje trasero en terreno deslizante, ya sea en campo o cuando las condiciones de la carretera lo requieran.

El nuevo Hyundai cuenta con las últimas tecnologías de seguridad como el frenado autónomo de emergencia con detección de peatones, asistente de mantenimiento en carril, asistente de luces largas, alerta de atención del conductor, detección de ángulo muerto de visión. En referente a los airbags, lleva frontales, laterales y de cortina desde la primera a la segunda fila de asientos más el de rodillas para el conductor.

En el equipamiento hay detalles prémium, como el volante con calefacción, arranque por botón, asientos con ajuste eléctrico y ventilados, recarga del móvil inalámbrica y un sistema de sonido con ocho altavoces. Por primera vez en un Hyundai se ofrece la pantalla «head-up display», que proyecta información sobre la línea de visión del conductor con informaciones sobre velocidad, navegación y el nivel de combustible, así como las alertas de los sistemas de asistencia.

Con el dispositivo de información y entretenimiento Display Audio es posible conectar los móviles con los sistemas Apple CarPlay y Android Auto gracias a una pantalla de ocho pulgadas. Se incluye una suscripción gratuita de siete años a los servicios Live, con información actualizada en tiempo real de servicios meteorológicos, de tráfico y de velocidad, y otras búsquedas en línea de puntos de interés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos