Crecimiento desigual en la UE

Amsterdam. Punto de recarga público en una calle de la ciudad holandesa. :: C.A.m./
Amsterdam. Punto de recarga público en una calle de la ciudad holandesa. :: C.A.m.

La llegada del vehículo eléctrico no es homogénea en Europa

L.R.M.

España se sitúa fuera de la lista de los diez países de la Unión Europea con mayor cuota de mercado de vehículos con carga eléctrica (eléctricos e híbridos enchufables), al contar tan solo con una penetración del 0,3%, lo que supone 0,5 puntos porcentuales menos del 0,8% de Alemania, país que cierra el 'Top 10'.

Según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), España, con un PIB per cápita de 24.000 euros y una reducción del 75% del impuesto anual de circulación para vehículos eléctricos y de bajo consumo, empata con países como Lituania (PIB per cápita de 13.500 euros), que no ofrece incentivos para la compra de vehículos alternativos, y Letonia, con un PIB per cápita de 12.800 euros.

No obstante, la penetración de automóviles con carga eléctrica en el mercado español queda muy lejos de las cuotas que manejan Holanda (PIB per cápita de 40.900 euros), Suecia (PIB per cápita de 72.500 euros) y Bélgica (PIB per cápita de 37.400 euros), con cuotas de mercado del 6%, 3,6% y 1,7%, respectivamente.

La renta per cápita aparece unida a la implantación del vehículo eléctrico

España está fuera de los diez primeros países por aceptación de la carga eléctrica

El 'Top 10' lo completan Austria (1,5%, PIB per cápita de 40.000 euros), Reino Unido (1,4%, PIB per cápita de 36.100 euros), Francia (1,4%, PIB per cápita de 33.400 euros), Finlandia (1,2%, PIB per cápita de 39.000 euros), Dinamarca (0,9%, PIB per cápita de 39.000 euros), Portugal (0,9%, PIB per cápita 17.900 euros) y Alemania (0,8%, PIB per cápita 37.900 euros).

Por detrás de España se sitúan, por ejemplo, Italia (0,2%, PIB per cápita de 27.600 euros) o Estonia (0,2%, PIB per cápita de 15.900 euros), mientras que en países como Malta, Luxemburgo, Grecia, Eslovenia, Croacia y Chipre, donde el PIB per cápita varía desde los 10.900 euros hasta los 92.900 euros, la cuota de mercado de vehículos con carga eléctrica es del 0%.

ACEA ha alertado de que existe una penetración «fragmentada» de los vehículos con carga eléctrica entre los distintos Estados miembros de la UE, ya que casi la mitad de estos tiene una cuota de mercado de eléctricos del 0,5% o inferior.

De este modo, la asociación ha puesto de manifiesto que una cuota de mercado de vehículos con carga eléctrica superior al 1% tan solo se encuentra en los países de Europa Occidental, cuyo PIB per cápita es de más de 30.000 euros, mientras que en los países con un PIB per cápita por debajo de 17.000 euros, la cuota de mercado se sitúa cercana a cero.

Aumento del autogas

El mercado español de vehículos de autogas podría crecer «notablemente» gracias al Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (Movalt). Según el director del Clúster Autogas, José Luis Blanco, las expectativas en torno al número de peticiones de vehículos de autogas son «halagüeñas», ya que este tipo de energía de movilidad sostenible es la «más demandada» actualmente en el mercado y cuenta con la tecnología «más desarrollada». «Dados los porcentajes de penetración del entorno europeo, donde alcanza 15 millones de vehículos, población y políticas de movilidad que ya se están implantando en otros países y ciudades europeas, hay una gran oportunidad de crecimiento».

En el caso de España, el nuevo Plan Movalt, de incentivo a la adquisición de modelos de energías alternativas, subvencionará la compra de alrededor de 5.600 vehículos de gas, eléctricos, de pila de combustible y motocicletas eléctricas y evitará la emisión de unas 9.500 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el programa estatal contará con una dotación presupuestaria de 20 millones de euros destinados a incentivar la compra de vehículos alternativos. Este plan fue aprobado el pasado 7 de noviembre por parte de su consejo de administración y su extracto fue publicado recientemente en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El Plan Movalt Vehículos busca impulsar la adquisición de modelos eléctricos, de gas licuado de petróleo, así como de gas natural comprimido y gas natural licuado, de vehículos de pila de combustible de hidrógeno y también de motocicletas eléctricas.

Los datos del IDAE apuntan que la implementación de estas ayudas a la compra de vehículos motivará un ahorro energético anual de 2,9 kilotoneladas equivalentes de petróleo al año, así como una reducción de emisiones de CO2 de 9,5 kilotoneladas anuales, teniendo en cuenta todos los tipos de motorizaciones.

Estas ayudas, que se prevé que se otorguen a unos 5.600 vehículos, irán a parar a personas físicas y autónomos, así como a empresas y entidades públicas y privadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos