La conducción autónoma evoluciona

El nuevo Audi A8 incorpora el primer sistema de conducción automatizada condicionada nivel 3

Audi ha incorporado en el nuevo A8 el primer sistema de conducción automatizada condicionada nivel 3 del mundo, denominado AI Traffic Jam Pilot, que permite al vehículo encargarse de las tareas que requiere la conducción en situaciones de tráfico denso en autopista a velocidades de hasta 60 kilómetros por hora.

Con el asistente conectado, el conductor no necesita vigilar constantemente el vehículo y la carretera, «simplemente debe permanecer alerta y ser capaz de asumir el control cuando el sistema lo requiera».

Además, el AI Traffic Jam Pilot puede arrancar desde parado, acelerar, controlar la dirección y los frenos manteniendo el vehículo dentro del carril. También puede manejar situaciones en las que un determinado vehículo se interpone en la trayectoria o cambia de carril repentinamente.

La marca ha explicado que las señales requeridas por el sistema para la conducción automatizada condicionada se obtienen del controlador central de los sistemas de asistencia (zFAS) y de una fusión redundante de los datos recogidos por la unidad de control de radar.

Mientras que dicho sistema está activado, una cámara comprueba si el conductor está preparado para volver a tomar el control del coche. Por ejemplo, si los ojos del conductor permanecen cerrados durante un periodo de tiempo prolongado, el sistema le pide que recupera la tarea de conducción.

Por su parte, el Audi virtual cockpit proporciona una vista del vehículo desde la parte trasera y marcas en la carretera que simbolizan el movimiento y el entorno del automóvil.

Finalmente, la firma de los cuatro aros ha recalcado que este sistema requiere tanto claridad respecto a los parámetros legales en cada país como unas pruebas y una adaptación específica, por lo que iniciará su producción en serie de forma progresiva, dependiendo de la situación legal vigente en cada región.

Fotos

Vídeos