50 años, 18 millones de unidades

La octava generación del Hilux llegó hace dos años a los mercados. :: L.R.m.
/
La octava generación del Hilux llegó hace dos años a los mercados. :: L.R.m.

Hilux, el pick-up de referencia de Toyota cumple su primer medio siglo de vida

La compañía automovilística Toyota ha vendido más de 18 millones de unidades de su 'pick-up' Hilux en todo el mundo desde su presentación en marzo de 1968, según ha asegurado la firma japonesa en un comunicado.

Concebido como modelo sucesor que integrase tanto el Toyota Briska como al Hino Stout, el Hilux se presentó en marzo de 1968 como un nuevo 'pick-up' junto con Hino Motors, que se encargó del desarrollo y la producción.

Tal como explica la compañía, el Hilux, cuya denominación deriva de los términos en inglés 'high' y 'luxury' (gran lujo), tiene sus raíces en el formato que los americanos denominan «camioneta» y ha sido el «punto de partida» de su evolución hasta la fecha, «con la durabilidad y la fiabilidad como sus principales características».

Hilux deriva de la unión de dos términos en inglés: 'high' y 'luxury' Durabilidad, fiabilidad, robustez y calidad caracterizan a la furgoneta

Pensando en la fiabilidad, la durabilidad y un gran rendimiento en las condiciones más duras, Toyota somete a sus vehículos una y otra vez a «pruebas de ruptura», llevándolos al límite de la destrucción. Tal y como demostró el programa Top Gear de la BBC cuando intentó, y no lo consiguió, terminar con un Hilux sometiéndole al embate de las olas, atravesando una caravana con él, incendiándolo o demoliendo un edificio sobre él.

La octava generación del Hilux fue lanzada por Toyota en mayo de 2015, llegando al mercado español un año después.

Todo el concepto de desarrollo de la octava generación de Hilux se centró en 'redefinir la robustez', con vistas a que el nuevo modelo fuera aún más robusto, pensando en una interpretación mucho más amplia de la palabra. El diseño de esta octava generación no solo era más robusto, sino que además reducía el estrés en la medida de lo posible. Más allá de las ideas convencionales sobre robustez, ofrecía un confort de marcha que hacía que los trayectos más largos y duros fueran menos agotadores, una cabina silenciosa que permitía la comunicación entre sus ocupantes en cualquier condiciones y una mayor autonomía gracias al menor consumo de combustible. Además, seguía ofreciendo los mismos niveles legendarios de resistencia, rendimiento, respuesta y seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos