La Rioja

Un etiquetado que sirve de orientación

Etiqueta. Diferentes neumáticos listos para ser montados en un vehículo. :: F.d.
Etiqueta. Diferentes neumáticos listos para ser montados en un vehículo. :: F.d.
  • Una normativa europea marca unos parámetros que aparecen en la etiqueta de los neumáticos

Desde hace algún tiempo, la Unión Europea obliga a etiquetar los neumáticos con una calificación a través de letras similar a la de los electrodomésticos.

En esa etiqueta se valora de la A a la G tanto la influencia de la rueda en el consumo del vehículo como su rendimiento a la hora de frenar en determinadas condiciones de agua sobre el asfalto. Además, de indicar numéricamente la ruidosidad del propio neumático.

No obstante, Javier Sáenz alerta de dos detalles. No hay ningún organismo que establezca esa calificación sino que son las propias marcas las que se regulan, y son las propias compañías las que denuncian a las que hacen un uso fraudulento de ese etiquetado.

Por otra parte, esas condiciones reflejadas en la etiqueta corresponden a la respuesta de un neumático nuevo. Las grandes marcas trabajan en mantener esas condiciones durante toda la vida útil del neumático.

Así, Michelín lleva años trabajando en que el buen rendimiento de sus neumáticos se mantenga hasta el momento en el que la profundidad de su dibujo alcance el mínimo legal, 1.6 mm.

Saénz explica, que hoy por hoy, esa es una de las grandes diferencias entre un buen neumático y otro de calidad inferior «aparentemente pueden ser muy parecidos, e incluso en el etiquetado puede haber ciertas similitudes en las calificaciones ofrecidas, pero la diferencia está en que mientras uno ha empeorado su rendimiento al poco de comenzar su vida útil, el otro lo mantiene a lo largo de todo el periodo de uso», advierte el responsable de Neumáticos Saenz.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate