La Rioja

El peligro del mal mantenimiento

  • El 9% de furgonetas y el 4% de camiones accidentados tenían la ITV caducada

  • SINIESTRALIDAD

Un 9 por ciento de las furgonetas, un 4 por ciento de camiones y el 1 por ciento de autobuses que se vieron implicados en accidentes con víctimas en vías interurbanas en 2015 circulaban con la inspección técnica (ITV) caducada, según se desprende de los datos que ha hecho públicos este lunes la Dirección General de Tráfico (DGT) con motivo de la puesta en marcha de una campaña Tispol para la vigilancia de camiones y autobuses.

De todos los accidentes de tráfico con víctimas ocurridos a lo largo del año 2015, en un 18 por ciento de los casos estuvieron involucrados camiones o autobuses. En total 5.909 accidentes con víctimas, en los que fallecieron 293 personas, ocupantes de dichos vehículos o de terceros que viajaban en el momento del accidente en otro vehículo distinto al camión o bus que se vio implicado en el accidente.

La mayoría de los accidentes con víctimas y fallecidos en los que estaba implicado un camión tuvo lugar en vías interurbanas, situación contraria en el caso de que el vehículo implicado fuera un autobús, donde el mayor número de accidentes se produjeron en vías urbanas.

La Dirección General de Tráfico ha comenzado a realizar inspecciones técnicas en carretera a vehículos destinados al transporte de personas con más de nueve plazas, incluido el conductor, autobuses, y el utilizado para el transporte de mercancías, camiones y furgonetas.

El objetivo de estos controles es mejorar las condiciones de seguridad de los vehículos industriales que circulan por las carreteras, con independencia del Estado de su matriculación, y evitar accidentes. La Unión Europea estima que el 6% de los accidentes de tráfico se deben a fallos técnicos que en muchos casos podrían evitarse con un correcto mantenimiento del vehículo.

Este servicio de inspección se lleva a cabo a través de cinco unidades móviles de ITV que se desplazarán por todo el territorio ámbito DGT y la previsión es realizar 12.000 inspecciones en carretera cada año.

Las unidades móviles cuentan con equipamiento técnico suficiente -báscula de 18 toneladas por eje, frenómetro para medir las fuerzas de frenado, cámara termográfica, medidor especial de faros, detector de holguras en la dirección y suspensión, cámara para inspeccionar las partes inferiores de los camiones, analizador de gases- para comprobar la identificación, el correcto estado del sistema de frenado, la dirección, visibilidad del conductor, equipo de iluminación y sistema eléctrico, ejes, ruedas, neumáticos y suspensión, chasis, emisiones contaminantes y demás equipos.

Estos controles los lleva a cabo la DGT a través de los agentes de Tráfico de la Guardia Civil que son los encargados de parar a los vehículos para que posteriormente personal autorizado y acreditado realice las correspondientes inspecciones.