La Rioja

DESDE VIGO PARA EL MUNDO

La llegada de la nueva generación de los Citroën C4 Picasso y Grand C4 Picasso a la planta gallega prolonga su largo idilio con los monovolúmenes compactos de la marca, una relación que empezó en 1999 con el Xsara Picasso y que, 17 años y 2.812.000 vehículos producidos después, sigue ofreciendo buenas expectativas de futuro.El 90% de la producción actual de los C4 Picasso se destina a la exportación. Estos monovolúmenes 'Made in Vigo' se comercializan en más de 50 países.