La Rioja

Para embarcar. Vehículos aparcados en el párking de un puerto para ser embarcados con destino a los puntos de venta. :: L.r.M.
Para embarcar. Vehículos aparcados en el párking de un puerto para ser embarcados con destino a los puntos de venta. :: L.r.M.

Las arcas públicas ya no se llenan

  • La recaudación por impuestos de matriculación y circulación cayó un 4% en el 2015

  • ECONOMÍA

La recaudación pública en concepto de impuesto de circulación y de matriculación por adquisición de vehículos nuevos y usados se situó en 2.941 millones de euros durante el año pasado, lo que representa una disminución del 4 por ciento en comparación con los 3.065,5 millones de euros contabilizados en 2014.

Según datos de la Memoria Anual de la asociación de fabricantes (Anfac), esta contracción de los ingresos de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos por dichos impuestos estuvo motivada por el recorte del 5,5% el montante recaudado en concepto de impuesto de circulación.

Así, el cobro vinculado con la tasa de circulación, potestad de los ayuntamientos, se situó en 2.636,7 millones de euros al cierre del año pasado, un 5,5 por ciento menos en comparación con los 2.791,4 millones de euros contabilizados durante el año anterior.

Por su parte, la recaudación a través del impuesto de matriculación de los coches nuevos, tasa transferida por el gobierno central a las comunidades autónomas, fue de 264,3 millones de euros, un 10,7 por ciento más, mientras que los ingresos derivados por este concepto en la transferencia de vehículos usados subieron un 15,8 por ciento en 2015, llegando a sumarse 40,83 millones de euros.

El Estado percibió un total de 25.807 millones de euros en el conjunto de 2015 en relación con tasas e impuestos relacionados con el sector del automóvil, lo que se traduce en un incremento del 0,4 por ciento en la comparación con 2014.

Combustible

Hoy en día, la partida de ingresos más relevante está relacionada con el consumo de combustible. El año pasado fueron 18.716 millones de euros los ingresados, registrando una disminución del 2,5 por ciento respecto a los 19.190 millones de euros ingresados en los doce meses precedentes.

Por otro lado, las operaciones de adquisición de vehículos nuevos durante el año pasado permitieron que el Estado se embolsara un total de 3.526 millones de euros en concepto de IVA, con una progresión del 22,3 por ciento frente a 2014.

Además, la transferencia de vehículos usados (impuesto de transmisiones patrimoniales, impuesto sobre el valor añadido e impuesto de matriculación) generó a las arcas públicas unos ingresos públicos de 331,49 millones de euros al cierre de 2015, un 5,5 por ciento más que en el ejercicio anterior

Igualmente, la hacienda pública se apuntó 116,32 millones de euros por tasa de matriculación en 2015, un 43,5 por ciento más, así como 64,38 millones de euros por permiso de circulación (con un crecimiento del 14,4 por ciento) y 151,41 millones de euros por tasa de cambio de titularidad del vehículo (+5%).