La Rioja

LA REGLA DE LAS TRES 'V'

En invierno es muy frecuente que la visibilidad se reduzca por la aparición de la lluvia, la nieve, la niebla o incluso simplemente la llegada de las noches, que son mucho más oscuras y cerradas que en otras estaciones del año al estar el cielo totalmente cubierto. La Dirección General de Tráfico propone que, en condiciones adversas como las que se suelen producir a partir de ahora, se adapte la conducción a la visibilidad. Así, si la visibilidad es un momento dado es de 50 metros, la velocidad deberá ser -como máximo- de 50 kilómetros por hora, y la distancia respecto al vehículo delantero no deberá ser inferior a 50 metros. Es decir, Visibilidad=Velocidad=Vehículo delantero.