A vueltas con las rotondas

 Rotonda de Chile.La glorieta, vía principal de de entrada y salida a la ciudad, es uno de los puntos negros de Logroño. En lo que llevamos de año doce personas han tenido que ser trasladadas a Urgencias del San Pedro tras verse involucradas en alguna colisión en este 'nudo'. Los expertos consideran que «está muy mal señalizada». A la izda., atasco en uno de los accesos.
Rotonda de Chile.La glorieta, vía principal de de entrada y salida a la ciudad, es uno de los puntos negros de Logroño. En lo que llevamos de año doce personas han tenido que ser trasladadas a Urgencias del San Pedro tras verse involucradas en alguna colisión en este 'nudo'. Los expertos consideran que «está muy mal señalizada». A la izda., atasco en uno de los accesos. / MIGUEL HERREROS

Los expertos proponen una mejor señalización y más educación vial en lugar de las 'turbo rotondas'

África Azcona
ÁFRICA AZCONALogroño

logroño. La moción socialista sobre la incorporación de 'turbo rotondas' para mejorar la circulación en Logroño no prosperó en el último pleno. La ciudad no construirá, al menos en esta legislatura, este tipo de infraestructuras viales, caracterizadas por su velocidad rápida en los carriles interiores, pero su debate en el salón municipal sirvió para poner sobre la mesa la cuestión de la seguridad en las rotondas de la ciudad (hay 105), y sobre todo, la de Chile, considerada por algunos expertos consultados por este periódico un punto negro del tráfico de la ciudad, principalmente por su mala señalización. Según los datos recabados por Diario LA RIOJA, en lo que llevamos de año se han registrado 28 accidentes en las rotondas de Logroño, con un balance de 34 heridos trasladados a Urgencias, 12 de ellos por colisiones en Chile, donde la escena de coches orillados tras una colisión es ya una estampa habitual. Sólo en junio, cinco personas tuvieron que se trasladadas al San Pedro por otros tantos accidentes en días consecutivos.

Más

Pero, ¿sería viable una 'turbo rotonda' en este lado de la ciudad? La opinión unánime del pleno fue que no, y en la misma línea se manifiestan expertos del sector consultados, más partidarios de adecuar la pintura del suelo para diferenciar los carriles y acabar así con lo que consideran un 'sinsentido': acceder a una rotonda de dos vías desde tres carriles, algo que también ocurre en el acceso a la rotonda de las Gaunas. «Chile está muy mal señalizado y eso que tiene espacio suficiente para para delimitar tres vías... Y si a esto añadimos que la gente no está educada para tomarla, pues ocurre lo que vemos cada día: cuellos de botella y accidentes un día sí y otro también», señala el portavoz de los taxistas, Carlos Javier Vallilengua, con unos cuantos siniestros de este tipo a sus espaldas. A su juicio, lo prioritario sería ese repitando de la señalización y luego comprobar si así baja la siniestralidad. Soluciones como las 'turbo rotondas' podrían convertirse, en su opinión, en unas 'turbo suicidio', porque «si aquí no sabemos circular por una rotonda normal, ¿cómo se va a ir por una rápida?».

Siniestros en rotondas

Enero. Motocicleta y turismo chocan en Piqueras con Plantío.

Febrero. Colisión de un autobús urbano y coche en la fuente de los Ilustres. Choque en Chile.

Marzo. Rotonda de Portillejo (2), fuente de Murrieta y Chile (2).

Abril. Rotonda de Chile, circunvalación con Avenida de Aragón.

Mayo. Rotonda de Chile (2), San Adrián con Clavijo, Bécquer, Lobete con Teruel.

Junio. Portillejo (3), Moncalvillo con Clavijo, Avenida de Madrid, Chile (2), Pradoviejo con Tejeras.

Julio. Rotonda de Río Lomo, Piqueras con circunvalación.

El asesor en seguridad vial Ángel Martínez tampoco encuentra que este tipo de infraestructuras viales sean necesarias en Logroño, pero sí plantea en Chile una adaptación que combine lo actual con este tipo de vías rápidas: «La primera podría ser una salida rápida, de forma que el la vaya a coger no debe entrar en la rotonda. Es la solución más barata y la que menos adaptaciones necesita», defiende. Desde las autoescuelas, su vicepresidente, Pedro García, tampoco comparte la filosofía de estas grandes rotondas «porque esto no es Madrid», y porque, a su juicio, los problemas muchas veces vienen originados por otras circunstancias, «que tienen que ver con la invasión de terrazas en la vía pública o su reducido tamaño, cuando lo más importante para la seguridad es que la rotonda tenga un diámetro suficiente».

El concejal de Tráfico, Francisco Iglesias, se hacía eco en el pasado pleno de un informe solicitado a la Asociación de Autoescuelas de La Rioja sobre su visión sobre las 'turbo rotondas' en el que la desaconsejaban. Amparándose en su diagnóstico y en otras consultas, el edil concluía que no se necesitan en la trama consolidada de la ciudad, que «funciona muy bien en materia de tráfico», y atribuyó los accidentes en las glorietas a «despistes y maniobras de los conductores» y no tanto a problemas técnicos. «Tiene que ver con las personas y no con el diseño», zanjó.

El concejal Vicente Cazorla, autor de la moción, incidió en la siniestralidad de las rotondas, «donde se registran 117 impactos al año», y defendió que en éstas «no aumenta la velocidad, sino la intensidad del tráfico, además de que reducen en un 30% los accidentes». C's cuestionó estas instalaciones, «que obligan a desplazar los pasos de peatones de las glorietas, lo que no tiene sentido si queremos una ciudad para peatones y ciclistas». Cambia también lo interpretó como una propuesta desorbitada no compatible con la movilidad ciclista y de motos.

Fotos

Vídeos