La 'Virgen de la Soledad' busca portadores para Semana Santa

Paso de la Virgen de la Soledad. /
Paso de la Virgen de la Soledad.

La entidad necesita veinte personas, hombres o mujeres, que quieran portar a hombros sus dos pasos, uno de ellos el de la Soledad

África Azcona
ÁFRICA AZCONALogroño

La Cofradía de la Virgen de la Soledad busca veinte portadores para la próxima Semana Santa. Cada miércoles y viernes santo son los encargados de sacar en procesión dos de los pasos más representativos de la celebración logroñesa, el de la Virgen de la Dolorosa y el de la Virgen de la Soledad, que con más de 2.500 kilos de peso, es el de mayor dimensión y el que requiere un mayor esfuerzo para procesionarla por las calles de Logroño.

Más

Hasta la fecha se cuenta con sus 50 portadores habituales, pero el número es insuficiente para lograr el relevo necesario durante un recorrido que el viernes llega a superar las dos horas y media. «Buscamos refuerzos para repartir el peso. Cargar con la imagen es un auténtico desafío, el recorrido es largo y se termina realmente cansado...», explica Ángel López de Murillas, capataz del paso de la Soledad.

La Cofradía, fundada en 1965, se encuentra estos días en plena campaña para captar voluntarios. Para ello han abierto un plazo de inscripción hasta el 17 de marzo y han habilitado los teléfonos 609 893 856 y 627 782 917 (en horario de 14 a 17 horas y de 21 a 23 horas, también whatsapp) para quienes quieran probar la experiencia.

«Faltan relevos, porque las cofradías han funcionado como cotos cerrados» Ángel López de Murillas Capataz de la Virgen de la Soledad

«Es un caso aislado, no he oído que haya problemas en otras cofradías de la ciudad» Ángel López de Murillas Capataz de la Virgen de la Soledad

Los interesados, hombres o mujeres, deben ser mayores de edad (o cumplir los 18 años este año) y, como señala López de Murillas, mostrar cierto compromiso con la cofradía. «Unos se van de vacaciones en Viernes Santo, otros lo han dejado por la edad y no encontrarse en condiciones físicas...», señala en referencia a la falta de relevo en las cofradías, una situación que extiende a todas las demás. «No ha habido proyección hacia al exterior. Tradicionalmente las cofradías de Logroño han funcionado como cotos cerrados, donde los padres pasaban el testigo a los hijos y el resto de la gente ni se planteaba entrar, de hecho estos días nos estamos encontrando con mucha gente sorprendida con nuestro llamamiento».

Desde su punto de vista, se ha adolecido de campañas de captación de voluntarios, lo que ha impedido que la gente se acerque a ellos. «Para procesionar la Macarena, por poner un ejemplo, hay 42 portadores, pero tienen entre entre cinco y siete cuadrillas para relevarse. Aquí somos menos, pero estamos más horas en la calle». Desde esta cofradía se espera una buena respuesta, aunque en cualquier caso, si ésta no llega tienen claro que «saldremos los que estamos y llevaremos la imagen de la Virgen a hombros, nunca con ruedas».

Detalle del manto, de 4 metros de ancho y cinco de largo.
Detalle del manto, de 4 metros de ancho y cinco de largo.

El caso de la Cofradía de la Virgen de la Soledad es para el presidente de la Hermandad de Cofradías de Logroño, Javier Benés, un caso aislado («No he oído que haya otras con problemas») y no se puede concluir que falten voluntarios en las cofradías de la ciudad. «Este es un asunto, matiza, que no compete a la Hermandad, es algo que deben solventar las cofradías y, faltan portadores, pues lo tendrán que llevar entre menos». Según señala, la solidaridad y la colaboración siempre ha funcionado bien entre cofradías «y, si alguna en algún momento ha necesitado que le echen una mano, se la han echado», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos