El vial de acceso al hospital San Pedro estrena alumbrado con energía solar

Alcaldesa, concejales y representantes de las empresas, ayer. :: j. r./
Alcaldesa, concejales y representantes de las empresas, ayer. :: j. r.

Un total de 18 farolas LED dotadas de placas fotovoltaicas instaladas en la mediana iluminarán un tramo de 400 metros desde el próximo lunes

JAVIER CAMPOS

Logroño. El camino al San Pedro ya tiene quien lo alumbre: 18 farolas de última tecnología de nueve metros de altura con sistema de captación de energía solar dispuestas en hilera cada 20 metros a lo largo de los 400 que separan Cascajos de La Estrella por la denominada como senda de los Pedregales.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, visitaba ayer el vial de acceso al complejo hospitalario capitalino -construido en el 2005-, donde se ha instalado un novedoso alumbrado público que, según las previsiones, entrará en funcionamiento desde el lunes que viene.

VENTAJAS DEL SISTEMA

uAhorro y rendimiento
En términos económicos y energéticos, dado que no hay canalizaciones y el coste por energía es menor. Los lúmenes por watio son mayores, ya que no hay tantas pérdidas.
uTelegestión
Pueden ser telegestionadas para optimizar la utilización de las baterías.

El sistema en cuestión, desarrollado y diseñado por Ekiona Iluminación Solar e instalado por Electrificaciones Riojanas con un coste para el Ayuntamiento de 47.111 euros, se compone de luminarias tipo LED autosuficientes gracias a las placas fotovoltaicas que incluyen. Las farolas, instaladas estos pasados días, siguen el sistema 'en isla', es decir, «no están conectadas a la red eléctrica convencional, sino que se alimentan exclusivamente con la energía solar».

Las nuevas luminarias tienen una autonomía de unas 24 horas (cerca de tres noches completas)

El alumbrado está preparado para que funcione únicamente así, «cargándose durante el día y utilizándose por la noche», teniendo una capacidad de almacenaje que proporcionaría una autonomía de cerca de tres noches completas (24 horas). Una posibilidad que garantiza el correcto funcionamiento del alumbrado incluso en sucesivas jornadas sin sol y que aún podría prolongar aún más el suministro en caso de ser necesario regulando la potencia (disminuyéndola en un porcentaje pequeño, por ejemplo pasando de un 100% a una potencia del 75 ó 80%) mediante una telegestión, tal y como explicaron las empresas implicadas.

«El beneficio ambiental y económico es grande», resumió la alcaldesa, aportando unos cuadros comparativos en los que gráficamente se pueden observar las ventajas en consumo -de potencia y energía-, reducción de emisiones de CO2, contaminación lumínica, horas de vida de las lámparas, eficacia, costes... y, además, permite su integración en la plataforma 'Smart Logroño'.

Viales como el citado, «de la periferia», son propicios para llevar a cabo este tipo de experiencias. «El proyecto es importante también por ser ejemplo de cómo el espacio urbano, con sus elementos de mobiliario urbano y sus servicios públicos, se convierte en laboratorio de experimentación para nueva tecnología y proyectos de sostenibilidad que redundan en bienestar para los ciudadanos», concluyó Gamarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos