Más por venta de suelo y adiós al fondo de contingencia

Los dineros necesarios para sacar servicios, programas e inversiones adelante provendrán de impuestos, tasas y precios; de aportaciones de otras administraciones en cuantías parecidas a las del actual ejercicio y, en el caso de las inversiones, a cuenta de préstamo y de venta de suelo. El proyecto de presupuestos presentado ayer contempla solicitar 15,5 millones de euros para pagar la factura del soterramiento y, a la vez, poder realizar otras actuaciones en la ciudad. Aunque en el actual documento presupuestario también se preveía esta posibilidad, finalmente se contrató solo el préstamo para otras acciones porque el recibo del tren se pagó con lo que quedó de las cuentas del año anterior. Y, en lo que a venta de suelo se refiere, un apartado que suele ser motivo de discusión con los demás grupos municipales, la propuesta del Gobierno local señala unas previsiones de 18 millones de euros, es decir, un millón y medio más de lo que se consignó para 2017, ejercicio en el que se van ingresando cerca de cuatro millones de euros. Se mostró optimista la alcaldesa en este punto y advirtió que está ya previsto, como una de las primeras actuaciones que sustentará esta partida, un nuevo concurso de parcelas.

Por otro lado, el proyecto de cuentas municipales para el 2018 prácticamente liquida -lo deja en mil euros- el fondo de contingencia para situaciones en las que pudiera venir bien contar con un dinerillo. El presupuesto de este año 2017 tiene medio millón, aunque en más de un ejercicio ha lucido, por ejemplo, unos espléndidos 900.000 euros.

Para la próxima semana se han previsto comisiones explicativas, tras las que los grupos deberán emitir sus enmiendas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos