Los vecinos piden a la jueza que se pronuncie sobre si la sala Suite debe cerrar

Los vecinos piden a la jueza que se pronuncie sobre si la sala Suite debe cerrar

Los abogados de la comunidad de propietarios solicitan al juzgado un «complemento de sentencia» para que se pronuncie sobre el cierre del local, una vez anuladas las licencias

JAVIER CAMPOSLOGROÑO.

Los abogados de la comunidad de propietarios de Siervas de Jesús 2 y 4 han solicitado al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 1 de Logroño un complemento de sentencia para que se pronuncie sobre la clausura de la sala Suite, tal y como pedían en su demanda.

La demanda en cuestión, contra el Ayuntamiento de Logroño, solicitaba la anulación o revocación de las licencias y el cierre de la discoteca ubicada en los bajos del 33 de Bretón de los Herreros y la sentencia, sin embargo, se limitó a la primera de las peticiones.

Según adelantó la pasada semana Diario LA RIOJA, la jueza declaraba la «nulidad radical» de las licencias de obras y ambiental y de apertura (actividad) y de primera ocupación de la actual Suite, cuatro años después de que la citada comunidad llevase a los tribunales a la Administración local por un caso que se remonta al 2012.

La Justicia ha fallado a favor de los vecinos de Siervas de Jesús 2 y 4 al entender que en el 2010 se llevó a cabo una ampliación del local, y no una reforma, prohibida en las normas urbanísticas del PGM de la capital de La Rioja. Y todo ello después de que el Ayuntamiento, durante antes incluso del proceso judicial, saliera al paso de la situación asegurando que todo estaba en orden y se ajustaba a la ley.

Ayer, la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, recibía por primera vez a representantes de la comunidad de propietarios. Un primer encuentro que llegaba tras la sentencia y que se producía tras la carta remitida por los vecinos a la regidora municipal, a la que recordaban «no haber tenido la deferencia de recibirnos en estos siete años de proceso para resolver el problema obligando a nuestra comunidad a iniciar dos contencioso-administrativos».

El Ayuntamiento de Logroño rehusaba ayer hacer declaraciones respecto a la reunión y recordaba que, a día de hoy, el equipo de Gobierno sigue a la espera de la decisión de los servicios técnicos de la Asesoría Jurídica «a efectos de valorar la presentación de un recurso al entender que las licencias se concedieron en su momento (en los años 2010 y 2011) conforme a derecho».

Los vecinos, por su parte, fueron claros. Y es que ante los hechos probados por la sentencia, «es evidente que se ha producido una falta de negligencia de los departamentos correspondientes del Ayuntamiento de Logroño para realizar el control de la obra y la comprobación de los hechos denunciados». Y es que la comunidad, desde el pasado 2011 y a través de múltiples denuncias ante la Administración local, ha venido poniendo en su conocimiento los problemas que la actividad de la discoteca reformada causaba a sus viviendas. Incluso en noviembre del 2012 se remitió la documentación que posteriormente sirvió para la presentación de la demanda.

Según la sentencia, para más inri, el Ayuntamiento «debía haber advertido las afectaciones importantes en volumetría y en superficie útil que se habían ejecutado y debió considerar en el 2010 que técnicamente se había producido una ampliación» y, por tanto, era una obra y una actividad prohibida en el PGM.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos