Dos vecinos de Gran Vía, heridos al colarse un cohete por la ventana de su casa en Nochevieja

El autor del lanzamiento, un vecino de enfrente, fue localizado por la policía y se enfrenta a una sanción por uso temerario de pirotecnia

LA RIOJA

Logroño. Dos vecinos de Gran Vía 57 resultaron heridos leves al colarse un cohete por la ventana de su domicilio instantes después de concluir las doce campanadas y recién estrenado el año nuevo. El autor del lanzamiento, un vecino de un bloque de enfrente (según informó concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Sáinz, durante una entrevista en Radio Rioja), fue localizado por la Policía y se enfrenta a una sanción por uso temerario de la pirotecnia tal y como confirmó ayer a este diario el Ayuntamiento de Logroño.

La Nochevieja, según las declaraciones del concejal, resultó «movidita, más que otras entradas de año» porque «a pesar de las advertencias y las llamadas al orden y a la cordura cuando se maneja pirotecnia, fuegos artificiales, cohetes, petardos y demás», sucedió algo que desde hace años no sucedía: varios cohetes cruzaron las calle y entraron en dos domicilios provocando el «lógico susto» e incluso «lesiones de carácter leve, muy leve» a dos de los ocupantes de uno de los pisos, que por fortuna no tuvieron que ser trasladados a centro hospitalario alguno.

La Policía intervino, también los Bomberos, y localizó e identificó al autor del lanzamiento «con cierta facilidad», que resultó ser un vecino de enfrente «al que se le van a incoar dos sanciones por uso temerario de los cohetes». «La calle Gran Vía es muy ancha, pero aún así los cohetes llegaron de un edificio a otro», concluyó Sáinz para dejar constancia del peligro que supone el mal uso de artículos pirotécnicos a la vez que apelaba al sentido común. De hecho, recordó que ya «años atrás» eran habituales intervenciones en patios interiores donde se colaban cohetes «causando alarma»... «algo que pensábamos que ya había pasado a la historia».

Un Real Decreto de 2015 estableció el reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería estableciendo los «requisitos esenciales de seguridad de artificios pirotécnicos, otros artículos pirotécnicos y dispositivos de ignición». Miguel Sáinz, de hecho, ya recordaba en Diario LA RIOJA en la previa de la fiesta de que «no hay una ordenanza municipal como tal, y sólo si se produce un mal uso la Policía Local puede informar a Delegación del Gobierno, porque es su competencia». Y es precisamente lo que ha sucedido.

El uso de cohetes y 'artificios' similares provocaban, también en la madrugada del pasado 1 de enero, que los bomberos interviniesen por el incendio de un contenedor en la calle Villamediana y de unas cajas de cartón en la calle Somosierra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos