Una trucha subversiva

Estamos en época de pesca que nos trae el recuerdo de que en un concurso de truchas celebrado hace años en el Najerilla, en las cercanías de la popular Venta de Goyo, a la hora de presentar las piezas que optaban a los galardones, uno de los participantes entregó al jurado una trucha que por el tamaño hubiera sido la campeona. Pero se rechazó porque, ante la sorpresa de los neófitos, uno de los calificadores, José Luis Miera, conocido como 'Pinocho', guarda jurado y avezado pescador, la rechazó categórico asegurando que la trucha en cuestión procedía de Anguiano y, por tanto, fuera del tramo del río donde se disputaba el concurso. Quedó como testimonio ejemplar de un gran experto profesional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos