La tramitación abre la posibilidad de vender terrenos a final de año

LOGROÑO.

La tramitación administrativa de los cambios abre la posibilidad, si bien se antoja como algo improbable, de enajenar los terrenos a finales de año. O a principios del siguiente. Modificado definitivamente el PERI, en cualquier caso -ahora saldrá a exposición pública para su posterior aprobación provisional, elevación a la COTUR y, finalmente, ratificación en pleno-. Así lo dejó caer la alcaldesa, aunque dejándolo todo en manos de LIF 2002.

A la modificación le seguirá la desafectación de los terrenos que antes eran parte del sistema de infraestructuras ferroviarias -están liberados parte de los mismos, pero no todos- y, solo entonces, se podría iniciar su venta... a la espera, eso sí, de su urbanización.

Todo dependerá, por tanto, de la agilidad de la Administración pública en todo el proceso y, al mismo tiempo, del calendario que establezca la sociedad 'Logroño Integración del Ferrocarril' 2002 tras una nueva valoración.

Gamarra, en todo momento, destacó que la solución que ayer empezó a tramitarse «cuenta con un alto grado de acuerdo entre los grupos municipales -PP, PSOE y Cs- y tiene en cuenta la opinión de los vecinos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos