Tu tele caducará en el 2020

Tu tele caducará en el 2020

Los televisores de más de tres años se quedarán «en negro» con la nueva TDT | España vuelve a ir con retraso en la llegada de un nuevo estándar que obligará a resintonizar de nuevo los canales

Pablo Álvarez
PABLO ÁLVAREZLogroño

La TDT no para: los españoles hemos resintonizado ya varias veces los canales de nuestras teles y alguno queda aún que todavía no ha terminado de ordenar los canales de su aparato.

Pero eso no es nada comparado con el cambio que nos viene. Porque no se trata sólo (que también) de liberar parte de las frecuencias que necesita la transmisión de datos del futuro, sino que además llega un nuevo estándar de televisión.

Quien no quiera comprar una nueva tele deberá adquirir al menos un decodificador externo

Es el DVB-T2, también conocido como «TDT2», que trae un montón de novedades técnicas. El nuevo sistema, y su nueva codificación, hace que la señal de televisión ocupe la mitad de «espacio» que antes. Y, si ocupa menos, se puede mandar más, lo cual significa que se podrá emitir en más calidad y además añadirle a la señal otro tipo de servicios. Pero como suele pasar, las novedades tecnológicas tienen un problema: los aparatos a los que dejan atrás. En este caso, nada menos que las televisiones. Cuando llegue la TDT2, la gran mayoría de los televisores que se vendieron antes de 2014 (y algunos modelos baratos posteriores) no van a «entender» la nueva señal, así que se quedarán en blanco. O en negro.

Como la primera TDT

En realidad, el proceso es análogo a la llegada de la primera TDT. Los aparatos anteriores, los de la televisión «de toda la vida», dejaron de recibir la señal; quienes no quisieron comprarse de inmediato una nueva tele, lo solucionaron de forma transitoria con un descodificador externo, aunque eso suponga añadir un nuevo aparato (y un nuevo mando) y ocupar una de las entradas HDMI de la trasera de la tele, que empiezan a estar bastante demandadas. En la TDT2 pasará, en fin, lo mismo. Las teles viejas no la podrán procesar, y quien no quiera cambiar de aparato deberá comprar un nuevo descodificador externo mientras se decide.

¿Cuándo será esto? Pues aún no se sabe. La UE dio de plazo desde el 2018 hasta el 2022 para acometer este cambio, que en algunos países europeos ya se ha hecho. Lo cual es bueno, porque, además de mejorar la televisión, supone «liberar» la banda de frecuencia de los 700MHz para la llegada de otra novedad que puede cambiar mucha cosas en la vida diaria: el 5G, la transmisión de datos ultrarrápida. Mucho se está hablando de las posibilidades de una tecnología que superará en velocidad al propio wifi... e incluso, en algunos puntos, a las redes de cable.

Las antenas, también

Pero eso es otra historia. Por ahora, el Gobierno debe anunciar antes de julio a la UE cuál es el calendario de implantación de la TDT2, y por tanto la apertura de frecuencias para el 5G. No se sabe nada de las intenciones del Ejecutivo, pero no es un cambio inmediato, por lo que nada se espera antes del 2020. Lo que también esta claro es que el cambio también afectará a las antenas. Igual que con la primera resintonización del TDT, habrá que reorientar las antenas, ya sean privadas o comunitarias, para que «miren» hacia las nueva frecuencia en la que estará la TDT.

Y eso tendrá un coste. ¿Cuánto? Es difícil de decir; se calcula que la anterior reorientación tuvo un precio de entre 20 y 25 euros por vecino en una comunidad tipo. Pero claro, la cosa puede variar mucho según el edificio e incluso según su localización. También es cierto que en algunos casos, sobre todo en las comunidades más «modernizadas», se instalaron antenas con sintonizadores digitales, que pueden ser reorientadas a distancia sin necesidad de subir al tejado e instalar nuevos aparatos, que es lo que al final encarece mucho estos procesos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos