Sobreseídas las presuntas injurias que Camacho atribuyó a Atilano de la Fuente

Atilano de la Fuente y Guillermo Rubio salen de un acto de conciliación en los antiguos juzgados. / J. RODRÍGUEZ

El Juzgado de Instrucción número 3 entiende que las manifestaciones sobre el proceso de selección de la Policía «se hicieron en su condición de concejal»

M.J.LUMBRERAS LOGROÑO.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño ha decretado el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa que enfrentaba al exdirector general de Interior del Ayuntamiento, Antonio Román Camacho, con el que fue concejal socialista hasta mayo del 2015 Atilano de la Fuente. El primero se querelló contra el segundo, al que achacaba un presunto delito de injurias a cuenta de declaraciones relacionadas con el proceso de oposiciones que el Ayuntamiento celebró en 2015 para cubrir plazas de oficial, subinspector e inspector de la Policía Local.

El auto, que firma el magistrado juez José Carlos Orga Larrés, y que no es firme porque puede recurrirse en un plazo de cinco días, señala que «las manifestaciones se hicieron por el querellado en su condición de concejal, referidas a un proceso selectivo de la Policía Local de Logroño, y no teniendo relación personal las partes, no se aprecia ánimo de injurias o calumnias, sino de mostrar un cuestionamiento sobre la regularidad de un proceso selectivo, no entrando en el ámbito del Derecho Penal las inexactitudes en que pudieran incurrir los datos referidos por el querellado o el sesgo de las conclusiones que pudiera alcanzar amparadas por el derecho a la crítica en el ámbito político».

Y sigue el auto diciendo: «Por lo que, de lo actuado, no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa, por lo que procede decretar el sobreseimiento provisional de las actuaciones».

El proceso selectivo se llevó a cabo en los últimos meses de concejal de Atilano de la Fuente. Y en aquel momento el edil criticó, por ejemplo, que el entonces director general de Interior se presentara a la plaza de inspector. En abril de 2015 se celebró un acto de conciliación, en el que también estuvo el secretario general del Sindicato Profesional de Policías Municipales (SPPME), José Guillermo Rubio -él también tuvo su querella-. Tanto el sindicalista como el concejal mantuvieron sus posturas. Poco antes de estos actos de conciliación, Antonio Camacho renunció a la dirección general para seguir las acciones judiciales que tenía sin connotación política alguna, dijo él mismo entonces.

Fotos

Vídeos