Siete décadas de derechos y dignidad

Responsables locales y regionales y miembros de algunas ONG de la región, ayer en el salón de plenos. :: justo rodríguez/
Responsables locales y regionales y miembros de algunas ONG de la región, ayer en el salón de plenos. :: justo rodríguez

El salón de plenos del Ayuntamiento acogió ayer el acto de conmemoración del Día de los Derechos Humanos

Á. AZCONA LOGROÑO.

Se sabe que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. Se sabe, pero cada 10 de diciembre, se insiste en recordar éste y el resto de los derechos fundamentales de las personas, porque en la práctica no siempre se cumplen. Dentro de este compromiso, el salón de plenos del Ayuntamiento acogió ayer el acto institucional de conmemoración del Día de los Derechos Humanos con la lectura de sus 30 artículos, algunos tan básicos e importantes como los que garantizan el derecho a un trabajo y a tener un nivel de vida adecuado que asegure salud y bienestar, y en especial alimentación...

La celebración de la tradicional cita, con la que se quiere poner de manifiesto el compromiso del Ayuntamiento con el cumplimiento de los derechos fundamentales y universales, contó con la participación de la Corporación municipal, representantes políticos regionales, diferentes instituciones y las ONG de La Rioja, entre ellas Cruz Roja y Amnistía Internacional. También se unieron representantes políticos regionales, como la presidenta del Parlamento de La Rioja, Ana Lourdes González; el consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar; y el director general de Acción Exterior del Ejecutivo riojano, Giorgio Cerina.

Todos ellos leyeron por turnos los 30 artículos de la declaración, precedidos por la lectura del preámbulo del documento a cargo del concejal de Alcaldía, Javier Merino, quien recordó que cada 10 de diciembre se conmemora el día en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal. De esto hace ya 69 años, pero sigue siendo esencial reivindicar aquel compromiso universal.

Durante el acto se recordó que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad

Así, durante el acto se puso en valor la importancia de seguir preservando los derechos humanos, fomentándolos y fortaleciéndolos porque, tal y como recoge el punto primero de la declaración, seguramente el más conocido, todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Pero hay más, también se reconoce el derecho a la igualdad entre hombres y mujeres, la libertad de asociación, la libertad de expresión, la igualdad ante la ley y de libertad de tránsito y residencia, etc... Derechos que no siempre se cumplen, tal y como se empeña en demostrar la realidad del día a día.

Por último, asistentes y participantes recordaron la importancia de seguir promoviendo los cambios necesarios para que todas las personas tengan garantizados sus derechos y trabajar conjuntamente siempre bajo la defensa de la justicia, la unidad y el respeto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos