El servicio de comidas a domicilio vuelve a la "era pre-Serunión"

M.H.

El Ayuntamiento cree asegurado con las nuevas condiciones que el servicio será prestado con "todas las garantías"

EFELogroño

El próximo lunes, 28 de agosto, la empresa Trabajo Social y Servicios La Rioja (TSYS) comenzará en Logroño a prestar el servicio de comidas a domicilio que "extremará la garantías santidades y de calidad, así como las medidas de control", ha anunciado hoy la concejal de Familia, Paloma Corres. Como adelantaba hoy Diario LA RIOJA, se vuelve así a contratar a la empresa que llevaba el servicio antes de la llegada de la polémica Serunión.

La Junta de Gobierno Local de Logroño ha adjudicado hoy el contrato para este servicio a TSYS -la empresa que prestaba este servicio antes de la última licitación a Serunión-, por un importe de 1,1 millón de euros con una duración de tres años, hasta julio de 2020, según ha explicado Corres en una rueda informativa.

Además

Está contratación se ha llevado a cabo en función de "un pliego de prescripciones técnicas elaborado con el asesoramiento de expertos en nutrición a fin de incluir unos parámetros que la empresa deberá cumplir para garantizar la mayor calidad nutricional de los menús", ha detallado.

De esta forma, ha reconocido que "se establecen todas las garantías y cautelas posibles para certificar la calidad de un servicio que llega a una población muy sensible y que en los últimos tiempos no ha sido ofrecido en óptimas condiciones".

Por este motivo, y después de la resolución del servicio y contrato anterior por "tres infracciones, dos de ellas graves y una muy grave", los servicios técnicos del Ayuntamiento elaboraron un nuevo pliego, contando con el asesoramiento de expertos en nutrición para "introducir unos parámetros que certifiquen la calidad de los menús".

Recuperar los usuarios

En estos momentos, el Servicio de comida a domicilio tiene un total de 51 usuarios pero Corres ha confiado en que "con el nuevo contrato se recuperen todos los que dejaron de recibir este servicio, ya que antes había unos 140 usuarios".

Respecto a las novedades del contrato, ha reconocido que "priman las garantías sanitarias de los productos y la posibilidad de establecer un mayor número de controles" para que "las personas que requieran esta ayuda puedan vivir en sus domicilios con la mayor calidad posible".

De esta forma, ha precisado que los aceites utilizados en la elaboración deberán ser de oliva o de girasol y no se podrán utilizar "los ricos en ácidos grasos saturados, como los de palma o coco", además de que la carta mensual de menús será supervisada por un especialista para garantizar el "aporte nutricional y calórico adecuado".

Además, la administración local podrá solicitar la eliminación de algún menú o producto cuando existan recomendaciones de organizaciones sanitarias que limiten su consumo o propongan su retirada, ha avanzado.

Otra de las novedades es que los menús deberán garantizar una alimentación completa y equilibrada, "con el aporte calórico adecuado" y las salsas y guarniciones no podrán superar el treinta y el cuarenta por ciento, respectivamente, de la ración de alimentos, ha detallado.

Los menús de comida y cena o sólo de comida, ha aclarado que se servirán en el domicilio del usuario, en reparto diario, días alternos o semanalmente, "pero en todos los casos, en días laborables", además de que "el menú deberá ser variado para que los usuarios mantengan a expectación y no sea monótono", ha subrayado.

Con la entrega de la comida, ha comentado que el usuario firmará por duplicado un albarán de recepción que le facilitará la empresa y "los menús irán debidamente etiquetados con tamaño de letra adecuado y con toda la información de la composición nutricional, pesos, alérgenos y fecha de caducidad".

En cuanto a la elaboración, la empresa deberá disponer de 'comidas testigo', representativas de las servidas a diario, por si existiera algún caso de intoxicación alimentaria y fuera necesaria su inspección y además, "periódicamente, se llevará a cabo una encuesta de satisfacción de los usuarios", ha destacado.

La empresa adjudicataria, ha recordado que deberá someterse a las inspecciones externas que el Ayuntamiento considere adecuado en relación a la elaboración de la comida, productos utilizado o su transporte, un contrato que "en breve será adjudicado, para aumentar la seguridad sanitaria de este servicio".

Fotos

Vídeos