Fin de semana... hasta la bandera

La plaza de toros de La Ribera acoge a entre 2.500 y 3.000 personas en cada acto de graduación de la UNIR./Fernando Díaz
La plaza de toros de La Ribera acoge a entre 2.500 y 3.000 personas en cada acto de graduación de la UNIR. / Fernando Díaz

El alojamiento ya escasea y desde el sector hotelero se prevé que los visitantes tendrán que pernoctar en otros puntos de La Rioja desde Haro hasta Alfaro | La coincidencia el 26 de mayo del Día de las Fuerzas Armadas y la graduación de la UNIR colgará en Logroño el cartel de 'completo'

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Casualidades del destino, caprichos del calendario... La coincidencia en Logroño el próximo 26 de mayo del desfile del Día de las Fuerzas Armadas y el acto de graduación de Grados y Postgrados de la UNIR colgarán el cartel de 'completo' en Logroño. De hecho, cuando falta más de un mes para la celebración de ambos eventos, multitudinarios teniendo en cuenta ediciones anteriores, ya escasea el alojamiento en la capital de La Rioja.

«A priori será un fin de semana en el que la ocupación en Logroño llegue al 100%, por lo que es de esperar que a partir de ahí el resto se desvíe a otros puntos de la comunidad autónoma como Haro, Ezcaray, Calahorra, Alfaro, Nájera...» e incluso otros lugares cercanos de las provincias limítrofes. Así lo explicaba ayer Demetrio Domínguez, presidente de la Asociación Riojana de Hoteles, integrada en la FER.

Ayer, la web de reservas Booking, por ejemplo, registraba un 98% de plazas reservadas para el sábado 26 y apenas ofrecía un par de establecimientos en Logroño incluyendo como alternativas otros puntos cercanos -aunque ya con un 78% de ocupación en La Rioja-.

«Cuando llamamos a varios hoteles ya nos dijeron que iba a estar complicado», dicen en Prensa de Defensa

Desde el sector ven claro que eventos así tienen su 'tirón' y «se nota, claro que se nota». Domínguez recuerda los tiempos del Logroñés en Primera División para dejar constancia de que «todo lo que atrae al gran público» sobrepasa a la capital en sí y conlleva beneficios fuera de ella. Además, se da la circunstancia de que el mes de mayo, «ya por sí solo», registra año tras año gran ocupación los fines de semana. Hoteles, hostales, pensiones, casas rurales, campings y apartamentos turísticos... reglados y, lamentablemente, no reglados.

Los problemas que ya supone encontrar alojamiento en Logroño los constatan desde el departamento de Comunicación del Ministerio de Defensa. «Cuando llamamos ya nos dijeron en varios establecimientos que estaba complicado, que ya lo era cualquier fin de semana normal de mayo, y teniendo en cuenta que estaba previsto de antemano el acto de la UNIR...», explicaban. Al final, han conseguido plaza, «pero a un precio más alto del esperado», reconocían.

Respecto a los militares que desfilarán -llegaron a los 2.500 el año pasado en Guadalajara- es el propio Ejército el que se ocupa de ellos y pernoctarán en bases militares y acuartelamientos locales -Logroño o Agoncillo- y en instalaciones de las comunidades cercanas.

Desde la UNIR aseguraban que, a día de hoy, nadie ha manifestado problemas con el alojamiento. Para la graduación 2018 ya hay inscritos casi 600 alumnos, y cada uno podrá acudir acompañado por un máximo de 2 personas. «46 alumnos, de momento, vienen de otros países: Ecuador, Colombia, Costa Rica, Suiza, Italia...», informan. El alojamiento lo gestiona cada cual pero, según cuentan, «la experiencia nos dice que vienen el mismo día o hacen una noche recurriendo a hoteles y apartamentos en caso de grupos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos