Natalia Sáez y Cristian Sarramián, Vendimiadores de San Mateo 2017

Natalia Sáez y Cristian Sarramián, en el centro, posan en El Espolón con los Vendimiadores del año pasado, Leire Calvo y Jesús González. :: justo rodríguez
Natalia Sáez y Cristian Sarramián, en el centro, posan en El Espolón con los Vendimiadores del año pasado, Leire Calvo y Jesús González. :: justo rodríguez

Entre los 22 candidatos que optaban este año, se eligió a dos aspirantes que repetían en la convocatoria

MARTA HERMOSILLA/J.E. LOGROÑO.

San Mateo ya tiene a sus nuevos Vendimiadores: Natalia Sáez, de 28 años, y Cristian Sarramián, de 30. Los elegidos recogían ayer entre lágrimas los ramos de flores y los abrazos de todos sus compañeros ante los ojos de familiares y amigos.

El acto de proclamación celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Logroño fue, como siempre, una cita emocionante, llena de alegría para los ganadores y con algún que otro sollozo por parte de los que no salieron elegidos.

LAS PREGUNTAS A LOS VENDIMIADORES

«Algunos no es la primera vez que os presentábais, como el caso de Natalia y Cristián, que no ganaron la primera vez que se presentaron. Por ello quiero animaros a que volváis a participar», emplazó la alcadesa de Logroño, Cuca Gamarra, a los demás candidatos. Y es que la perserverancia da sus frutos. Es el caso de la actual Vendimiadora, que era la cuarta vez que se presentaba. De igual manera, para Cristián era su segundo año en la lucha para lograr su sueño.

La decisión del jurado fue complicada. «La elección no ha sido fácil, ha sido más díficil que otros años porque había más candidatos y había mucha calidad. Hasta las 11.53 minutos teníamos aún nuestras dudas», comentaba ayer el concejal de Festejos, Miguel Sáinz. En la gala también hubo palabras para los salientes, Leire Calvo y Jesús González: «los dos han hecho su función perfectamente, cada uno con su estilo y con su personalidad», recalcó el edil. Despedirse de su título les costó alguna lágrima, pero con una sonrisa supieron aconsejar a los que acaban de llegar: «disfrutad esta experiencia ya que es única. Siempre estaremos con vosotros para apoyaros».

«Luchar por vuestros sueños», fue el lema usado constantemente por ambos Vendimiadores. Ninguno de los dos se creía que este año fueran a ser los elegidos: «ha sido una sorpresa», expuso Natalia. Ambos son logroñeses, deportistas, divertidos y simpáticos. Comentando sus aficiones, pudieron ver que eran compatibles y ya bromeaban con jugar un partido de fútbol. Bajo la ilusión de formar la «pareja perfecta», los dos Vendimiadoresya piensan en disfrutar las fiestas de San Mateo como nunca. «De lo que más ganas tengo es del disparo del cohete, estoy deseando que sea ese día ya», comentaba entre risas Cristian.

Ya proclamados y con sus ramos de flores, salían del ayuntamiento donde les esperaban sus compañeros que, entre lágrimas, les daban la enhorabuena y vitoreaban sus nombres. Tremendamente felices, los flamantes Vendimiadores fueron paseando hasta la fuente del Espolón, donde los jueces y sus compañeros les esperaban para aplaudirles mientras circulaban por el paseillo. Sin zapatos y con las manos entrelazadas, Natalia y Cristián se bautizaron en las aguas del Espolón. El chapuzón, al que terminaron uniéndose Leire y Jesús, acabó con un fuerte abrazo de los cuatro y con un sonoro 'Viva San Mateo, vivan los Vendimiadores'.

Más

Fotos

Vídeos