http://static.larioja.com/www/menu/img/san-mateo-desktop.jpg

Logroño alza la parrilla y se rinde al asado mateo

'Parkekoak' (los del parque), ayer, recién llegados de Baracaldo (Vizcaya) expresamente para la exaltación de chuletillas. :: M. h.
/
'Parkekoak' (los del parque), ayer, recién llegados de Baracaldo (Vizcaya) expresamente para la exaltación de chuletillas. :: M. h.

Las chuletillas sientan a la mesa a miles de comensales en Colón, que se volvió a inundar de los olores y los sabores de la tierra

JAVIER CAMPOS* JCAMPOS@DIARIOLARIOJA.COM

Logroño. Lo que no puede faltar es el sarmiento. Chuletillas, por supuesto, pero también chorizo, salchichón, morcilla, panceta, careta, incluso... pimientos y ajetes. Todo vale, pues no solo de carne vive el hombre. Avenida de Colón, en esta ocasión desde Jorge Vigón hasta Duquesa de la Victoria, se volvió a inundar un año más, y ya van nueve, con los olores y los sabores más nuestros y Logroño se sentó de nuevo a la mesa para degustar uno de los bocados más afamados de la gastronomía riojana.

Un total de 110 cuadrillas, frente a las 100 del año pasado, participaron en la IX Exaltación de Chuletillas Asadas a cargo de la Federación de Peñas de Logroño. Y lo cierto, según reconocía su presidente, Juanjo Sánchez, es que el número podría crecer y crecer pues cada año hay más interesados en este particular encumbramiento entre parrillas y sarmientos con las chuletillas en lo más alto. Pero la inscripción es la inscripción y los grupos, a día de hoy, son limitados.

Si bien hubo alguna incidencia -con el consiguiente retraso- en el reparto -mesa, cuatro sillas, parrilla, dos kilos de chuletas, pan, vino y una bota con el lema de '¡Hola, soy Logroño!'-, lo cierto es que todo problema desapareció por completo en el momento en el que las gavillas comenzaron a arder. Más que una exaltación, parecía una exhalación -hasta inhalación- en la que nadie se salva de quedar impregnado durante toda la jornada, aunque con sumo placer y gusto.

Un total de 110 cuadrillas abarrotaron la avenida entre Jorge Vigón y Duquesa de la Victoria«Cada año va a más», era el comentario más extendido entre los cientos y cientos de logroñeses y visitantes

Ya está escrito: si por el humo se sabe dónde está el fuego, pocos dudaron ayer de que en la céntrica avenida ardía algo y gordo... «Y lo bien que huele», decían salivando desde una cuadrilla venida expresamente desde Baracaldo para participar en un certamen que no para de hacerse grande y parece no tocar techo. «En el grupo hay una logroñesa, nos lo comentó, y no nos lo pensamos dos veces», reconocían desde 'Parkekoak' (los del parque).

¿El secreto? «Bien fácil», explicaban en una de las mesas, concretamente en la cuadrilla de Felipe e Ignacio. «Buena mesa y buena gente con quien compartirla», sentenciaban. Y, visto lo visto a su alrededor, lo cierto es que no les faltaba razón. Para nada. «Hemos participado todos los años... y los que nos quedan. Si se cortase avenida de Colón entera, entera que se llenaría, ni lo dudes», decía Alberto, uno de los asiduos a la cita con uno de los platos más populares y emblemáticos en los manteles logroñeses y riojanos.

Y mientras Juan Manuel, María Luisa, Ignacio, Eladio, Nieves, Luis y Marisol, de Berceo y Torrecilla sobre Alesanco, posaban para el fotógrafo de Diario LA RIOJA, el redactor se daba a la charla con Javi, Jota, Josevi, Óscar, María, Dani y Robe, que ataviados con sombrerito de fiesta y delantal, no quitaban ojo al asado. «Oye, pero que tampoco nos olvidamos del tomate rico de nuestra huerta...», puntualizaban.

«Cada año va a más», opinaban con fundamento los amigos del grupo Dachser con Francisco José al frente. «Tendrían que hacerlo en abierto, sin inscripción... tanto las chuletillas como las calderetas, porque son eventos que nadie quiere perderse y merecen mucho la pena», añadían. Y es que el otrora calificado 'acto solo apto para tragaldabas' ha dado paso a una de las citas más multitudinarias y abiertas a la participación del programa mateo.

«No hay mejor previa para quemar la cuba», coincidían en señalar muchos. Y mira que había... Que si el PR+, que si el Colegio de Economistas, que si la Cruz Roja, que si los 'May Day'... Cientos de personas, y de bocados. Del más rico de los bocados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos