http://static.larioja.com/www/menu/img/san-mateo-desktop.jpg
Pelota

Asegarce ya tiene vino para celebrar sus bodas de plata

Asegarce ya tiene vino para celebrar sus bodas de plata

Jornada de transición en el Adarraga donde la final de este domingo y la incertidumbre presidían el ambiente previo al cierre de la feria

Miguel Martínez Nafarrate
MIGUEL MARTÍNEZ NAFARRATELogroño

Asegarce se beberá las 1.200 botellas de vino de las bodegas Domus Dei después de ganar dos de los tres desafíos programados en una tarde de transición en el Adarraga.

Un montón de vino equivalente a 900 litros o casi cuatro cubas y media para repartir entre todos los miembros que componen el organigrama de la promotora bilbaína.

Una tarde de paréntesis en el recinto donde las mentes de los aficionados están más pendientes del día de mañana que de los ganadores del vino.

Por orden de aparición, arrancaron su duelo mano a mano Bakaikoa y Jaunarena con el triunfo y el primer punto para Asegarce después del triunfo del primero al ganar 22-9 en un partido de extremos. Uno bien y otro muy mal. Quien haya visto jugar mano a mano al de Leiza se echaría las manos a la cabeza por la parca exhibición de recursos. Mejor correr un tupido velo porque el partido careció de historia tras 45 minutos de reto individual.

Partidazo de parejas

Tras este simulacro de partido saltaron a la cancha los protagonistas del partido de parejas. Con Olaizola II e Irribarría en la cancha, el reto ya tenía un toque estelar, aunque en la zaga estuvieran Larrumbe y Martija, a quienes se les ve una progresión fantástica y en poco tiempo estarán ocupando las letras de mayor cuerpo de los titulares. Un partidazo. Fantástico. Salió un partido que aceleró los corazones del personal. No se puede pedir más. Juego, tensión y pasión y victoria para la pareja de Aspe por 20-22 después de 67 minutos de diversión máxima.

Olaizola II, en su línea de eficacia; Irribarría de menos a más en un choque al que nunca le dio la espalda y atrás... Mención especial para un Martija de 20 años muy serio, con una gran pegada y la mente puesta en las losas altas del frontón. Al enemigo, ni agua, debió pensar nada más saltar a la cancha y, haciendo gala de una poderosa concentración, siempre jugó pensando en que cualquier debilidad suya, sería un suicidio para él y una tortura para su compañero. Larumbe, por su parte, goza de presencia, altura y pegada, pero es inconsistente. Ocho errores para un zaguero no son buena carta de visita. Pero bueno, tal y como están las cosas en las zagas empresariales, es un tesoro que hay que cuidar y con el que hay que tener paciencia. Este chico promete.

En definitiva, extraordinario partido con carga pasional.

Artola pudo con Jaka

Ya estaba la ronda equilibrada con ambos partidos por lo que Artola y Jaka eran los encargados de protagonizar el tercer y definitivo punto en juego. Artola ganó fácil en el cuatro y medio por 22-12 ante un Jaka que estuvo siempre de recadero. La mejor colocación en la cancha y el hecho de cometer menos errores para atacar la pelota, le dieron siempre una ventaja adicional al ganador. Poca historia en este tercer duelo que quedó saldado en 40 minutos y que tuvo el inconveniente de salir a escena después de que lo hicieran los cuatro tenores.

Pendientes de la final

La gran final del torneo de parejas de San Mateo se celebra este domingo. El festival arrancará a las 17.00 horas. Empezarán Jaka y Tolosa contra Laso y Ladis Galarza. Tras ellos, la final con Ezkurdia y Albisu frente al riojano Víctor y Rezusta.

Están en escena las dos mejores parejas. Probablemente los dos mejores delanteros y, sin ningún tipo de duda, los dos mejores zagueros.

De las prestaciones de los dos propietarios de los cuadros largos dependerá en buena medida lo que puedan hacer los dos puntilleros. No hace falta descubrir que el delantero de Arbizu goza ahora de una pegada demoledora. Víctor le tendrá que tomar la distancia al portentoso delantero navarro y sacar los pies de territorio minado cuando las cosas se pongan complicadas, que se van a poner.

Claro que el de Ezcaray tampoco es manco y su compañero, el zurdo Rezusta tiene un golpe y una constancia especial.

Tanto él como su rival de puesto han lucido toque, velocidad de brazo y criterio. Además se han equivocado poco. Este domingo seguro que tienen motivos para fallar más de la cuenta porque el examen es de reválida en la zaga.

El llenazo está asegurado en el frontón y las pasiones erizarán los pelos de una afición que un año más ha vuelto a llenar las gradas de un Adarraga que siempre es generoso en el aplauso, el ardor y la calidez con los protagonistas. Seguro que ellos les devuelven con su juego esta pasión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos