La Rioja

«En tres partidos no sé cuántos pelotazos hemos dado»

  • Beñat Rezusta Zaguero de Aspe

  • El de Vergara, elegido mejor pelotari de la feria logroñesa, destacó la «capacidad de sufrimiento» para llevarse el triunfo

Beñat Rezusta no es excesivamente expresivo ni dentro ni fuera de la cancha. Prefiere la tranquilidad y el sosiego a los aspavientos y los gestos innecesarios. Pero ayer, tras el encuentro, una sonrisa delataba su felicidad. Durante este verano, sólo había podido subirse al podio de una feria, en Lequeitio. Ayer, completaba el buen verano con un triunfo sonado en Logroño, que además fue acompañado por su nombramiento como mejor pelotari de la feria. Todo un honor.

El zaguero de Vergara, en la rueda de prensa, dejaba claro que llegar a una feria «como favorito, no sirve para nada». «A este nivel, todos los partidos son difíciles, siempre resultan duros y hay que trabajar un montón para ganar», incidía.

A pesar de todo y de que su trabajo particular había sido premiado, Rezusta prefería hacer hincapié en los aspectos a mejorar. «Creo que le he dado menos que en el partido anterior, me he sentido más cansado y he intentado quitarle pelota a Jokin y a veces lo he conseguido», decía. Y es que el objetivo era que sus rivales estuviesen «incómodos y jugando lejos del frontis». Albisu, su contendiente, lo ha sufrido especialmente al inicio del choque. «Pero, en la mitad, se ha asentado, aunque en muchos tantos he podido dominar», aclaraba.

Tanto para él como para su compañero, esta semana de pelota ha sido especialmente dura. Primero, por la exigencia de los partidos; lo segundo, por contar con menos descanso para la final. «En tres partidos no sé cuántos pelotazos hemos dado. Siempre hemos estado sufriendo, aunque con el triunfo da igual», reconocía.

Para el zurdo, el título no cambia su percepción: «Antes, estaba contento por el verano realizado, aunque no he podido entrar en muchas finales. Ahora, lo estoy más».

Elogios de Ezkurdia

Mientras, su compañero en Logroño, Joseba Ezkurdia, no podía contener la alegría, que quería compartir con Rezusta. «Jugar con él es una gozada. Beñat se encuentra en un momento increíble», resumía. La pugna de zagueros fue, para el delantero de Arbizu, lo mejor del choque. «Creo que la gente se ha ido contenta», analizaba.

Pero, además de llevarse a casa su primer trofeo de San Mateo, lo más importante para Ezkurdia ha sido su mejoría en el juego. «Tengo que ser agresivo y, en los momentos clave, he arriesgado. Se puede ganar o perder, pero debo ser agresivo», insistía.

Y es que su nueva responsabilidad como tercer delantero de Aspe no tiene por qué pesarle después de un verano irregular. «Comencé bien, pero luego sufrí un bajón, incluso a nivel psicológico, pero poco a poco le he dado la vuelta y eso se nota en el juego y también en este San Mateo», incidía.

El sufrimiento, también recalcado por Rezusta, hace que el triunfo «sepa mejor» para Ezkurdia, que ya ve muy cerca el Campeonato del Cuatro y Medio, que se va a presentar el martes. «He entrenado el físico durante un par de semanas y voy mejorando. Tengo muchas y espero llegar bien, pero la verdad es que no hay mucho tiempo para descansar ni para preparárlo», resumía el navarro.