La Rioja

Ezkurdia y Rezusta, campeones de la feria matea

Ezkurdia y Rezusta, campeones
/ Antonio Díaz Uriel
  • La pareja ganadora supera a Altuna y Albisu en una trepidante final que se decide en el último tanto (22-21)

Hace un par de años jugaron la final del Parejas de Promoción Gorka y Merino contra Jaka y Rezusta. La pareja riojana se quedó en cuatro. Interrogado el delantero de Ezcaray tras el partido dijo: “No sé qué hace jugando aquí Rezusta si es un pelotari de primera”. Uno recuerda las palabras como si fuera hace cinco minutos. Resultó premonitorio el de Ezcaray y bajo su bola de cristal anticipaba una carrera meteórica para el zaguero de Vergara.

Ayer ganó la feria de San Mateo junto a Ezkurdia. Ganaron 22-21 a Altuna y Albisu. Sí, sí, ¡¡ 22-21!! y en una final lo que le da al partido ese barniz épico de las grandes jornadas. Probablemente no habrá sido el partido del siglo ni el más perfecto, pero derrochó pasión a raudales ante un Adarraga que vino a despedirse de la feria de San Mateo y a disfrutar de una magnífica tarde de pelota como broche final a ocho jornadas ininterrumpidas de pelota en las que ha habido de todo. Bueno, regular y malo.

La explicación a un 22-21 se debe a pequeños detalles y es que cuando las fuerzas están tan igualadas y la fortuna reparte a partes iguales fortuna y berrinche, el partido adquiere una dimensión más humana.

El único que sobresalió de la media fue Beñat Rezusta, que se hizo merecidamente con el título de mejor de la feria porque de sus manos salió lo mejor. No perdió pelota e incomodó con sus pelotazos tanto a Albisu como a Altuna, que no pudo entrar cómodamente al remate.

Por precisar. Ezkurdia estuvo valiente y nunca huyó del cuerpo a cuerpo, pero no fue el del partido contra Olaizola II ya que perdió unas cuantas pelotas. Rezusta, y no importa repetirlo, fue el más eficaz, tanto a la hora de golpear, como de defender, como también de ganar algún tanto de mérito, como el 8-4, cuando tuvo que tirarse, golpear con la diestra, su mano mala, y ganar en el rincón. En fin, sin palabras, ante una grada volcada.

Altuna lo intentó todo, pero o arriesgaba hasta el límite o Ezkurdia le alcanzaba todo lo que intentaba. Su cerebro le aconsejó que si apuraba en exceso las podía perder, como le pasó en varias ocasiones, por ese motivo su actuación quedó algo más deslucida. Y, por último Albisu. No es casual que se le cite en último lugar, es que con su actuación se podría escribir un artículo propio.

El zaguero de Ataun hizo lo peor y lo mejor. A sus desesperantes ocho errores hay que sumar también el brillo de unos pelotazos magníficos y cómo buscó con puntería el rincón para expulsar la pelota al ancho e incomodar el rodeo del zurdo. Le salió bien en un par de ocasiones, pero claro, ocho fallos son muchos.

Hasta mediado el choque el control lo tuvo el bando colorado con ventajas de 7-2, 9.4, 11-6 y 15-9, pero en este punto Albisu (y sus carambolas) y Altuna empezaron a sumar a pares. La emoción se sentía entre un público entregado que iba contando los tantos uno a uno hasta convertir ese 15-9 en un 15-16 amenazante.

Y llegaron nuevas amenazas y zozobras para ambas parejas con el 17-17, 20-19 y el 21-21. Inolvidable el tanto ganado de churro de Albisu en el ancho al que no llegan ni Ezkurdia ni Rezusta. Pidió disculpas el de Ataun, pero el tanto fue un monumento al buen juego. Pelotazo de Rezusta, pelotazo de Albisu y viceversa y del ocho al ocho y a esas alturas de partido...

El 21-21 llegó de un error de Rezusta a la chapa y el último tanto del partido fue un error de Albisu con la zurda. Así empezó el partido y así acabó, con sendos errores. El desarrollo del juego fue una delicia porque el partido tuvo pasión, latido y alma. Acaso los errores arrojaron un poco de niebla sobre lo que pudo haber sido un partido excelso. No lo fue por eso. Pero los cuatro pelotaris han dado muestras de haber llegado a la cita riojana un pasito por encima del resto y con un Rezusta fantástico que también se llevará un bonito recuerdo de parte de la afición riojana.

En el primer partido de la sesión, victoria de Jaka y Miguel Merino sobre Arretxe II y Salaverri por 22-9. Hubo mucha diferencia entre unos y otros. El zaguero de Fuenmayor cometió varios errores subsanables a nada que inicie los entrenamientos de nivel junto al resto de compañeros.

Directo