La Rioja

La complicidad de contrarios la logran las peñas

La alcaldesa, Cuca Gamarra, se dispone a rematar a gol con la delantera, en una de las partidas de futbolín que ayer disputaron los ediles en su visita a las peñas. :: Díaz Uriel
La alcaldesa, Cuca Gamarra, se dispone a rematar a gol con la delantera, en una de las partidas de futbolín que ayer disputaron los ediles en su visita a las peñas. :: Díaz Uriel
  • Los ediles bailaron, jugaron a la rana y al futbolín... en las sedes peñistas

¿Tanta camaradería se reflejará en los próximos plenos? Porque las visitas a los chamizos de las peñas, durante las fiestas de San Mateo, deparan curiosas escenas de complicidad entre contrarios que, de pronto, aúnan esfuerzos para meter más goles en el futbolín, por ejemplo, en la peña Los Brincos. Allí hubo que ver formando equipo a Julián San Martín (C's) con Juan Manuel Zúñiga (Cambia), pero también a la alcaldesa, Cuca Gamarra, con la portavoz socialista Beatriz Arraiz. Y antes, toda la comitiva consistorial enlazaba los brazos para moverse al son de Village People que entonaba la charanga de la peña.

No había empezado ahí la cosa. Los ediles habían visitado ya la peña La Unión -las dos quedan enfrente en la calle Primero de Rivera- y allí la 'batalla' había sido a la rana. Hubo quien no metió ni una, pero el concejal de Festejos, Miguel Sainz, y el mismo Juan Manuel Zúñiga decidieron compartir el honor de resultar campeones. Sí, los Vendimiadores, Leire Calvo y Jesús Javier González, también se animaron. Y como además ayer era el cumpleaños del concejal del PP Jesús Ruiz Tutor, la charanga le ofreció un cumpleaños feliz peculiar, acompañado por globos con la 'cifra mágica', la que le abrirá la puerta de la jubilación en su ocupación laboral.

¿Hubo bailables? Claro, no muchos porque los munícipes se lanzaron al juego, pero Miguel Sáinz rompió el hielo y luego fueron los demás. Algún rezagado que prefirió tirar de porrón se quedó. Leire y Jesús Javier estuvieron firmando pañuelos alusivos a la efeméride que celebra la peña este año, su medio siglo de vida, y de la misma se llevaron uno de regalo.

El recorrido peñista no se cerró ahí porque, tras visitar las degustaciones y, en el caso de la alcaldesa, Cuca Gamarra, el concurso de calderetas, hubo nueva cita en la peña Logroño, también situada en la zona, a escasos metros de las primeras.