La Rioja

El arte riojano admira y divierte a La Ribera

El alfareño Omar Fadrique ejecuta un recorte. :: Sonia Tercero
El alfareño Omar Fadrique ejecuta un recorte. :: Sonia Tercero
  • Un quinteto de especialistas de La Rioja ofreció un espectáculo compuesto por recortes y lances cómico-taurinos

logroño. La festividad de San Mateo se dejó sentir en el tendido de La Ribera, que registró ayer la mejor afluencia en lo que va de mañanas de vaquillas con cerca de tres cuartos de plaza.

Como había muchos niños, la cuarta jornada reservó sus primeros minutos para acoger una exhibición del arte con la muleta de Joel Ramírez, Jorge González 'El Coqui' y Sebastián Gómez 'El Bogotano'. Joel y Jorge ya salieron al ruedo del coso de Logroño el pasado domingo. Los tres, alumnos de la Escuela Taurina Fundación Julián López 'El Juli' de Arganda del Rey (Madrid), demostraron ante el público logroñés sus buenas dotes y su ilusionante porvenir como futuras figuras del toreo.

Particularmente resuelto se vio a Joel Ramírez, quien le cuajó unos buenos pases a la becerra. El respetable premió su desparpajo ante el animal con sonoros aplausos.

Fecha especial

En una fecha tan especial para la ciudad de Logroño, que celebraba el 'día grande' de los sanmateos y el sesenta aniversario de la Fiesta de la Vendimia riojana, La Rioja quiso hacer un guiño a esta tierra.

El albero se tiñó de rojo, blanco, verde y amarillo de la mano de los recortadores riojanos José Manuel Martínez 'Josele', Héctor Pascual, Sergio Urruticoechea, Omar Fadrique y Moha.

El quinteto propuso un espectáculo muy visual y simpático, que arrancó con una demostración de recortes, saltos y quiebros ante reses de la ganadería de Carlos Lumbreras, en Lardero.

Los cinco salieron a conquistar con sus buenas maneras al público de Logroño y también a sacarle una sonrisa. Porque después de completar una exhibición centrada en el toreo a cuerpo limpio, se dedicaron a divertir al tendido.

Para ello se disfrazaron de varios personajes (una vaca, un payaso, un indio,...) y completaron varios números cómico-taurinos. Quizá uno de los más curiosos resultó el 'don Tancredo'. Este lance se popularizó en las postrimerías del siglo XIX y consiste en que un especialista, normalmente ataviado con ropas chistosas, espera al animal a la salida de chiqueros subido sobre un pedestal situado en mitad de la plaza.

Lo meritorio es permanecer quieto, mientras los compañeros reclaman la atención de la res para que pase a su lado. Héctor Pascual y Moha se colocaron sobre los cajones para ejecutar el 'don Tancredo', mientras el resto llamaba al animal para que correteara entre el hueco dejado entre los pedestales de ambos.

Como curiosidad, el presentador del espectáculo, Ángel Marín, comentó que cuando esta suerte se practicaba con toros ocurrieron muchos accidentes, lo que llevó a que estuviera prohibida.

Por fortuna, durante la mañana de ayer la actuación de los cinco recortadores riojanos se saldó sin incidentes, como tampoco se produjeron grandes sustos durante la posterior capea con vaquillas.

Cruz Roja informó al término de la cuarta mañana de vaquillas de que habían atendido a una mujer que presenciaba el espectáculo desde el tendido por una lipotimia y que ésta fue evacuada al hospital San Pedro, donde permaneció en observación.