La Rioja

Al frontón Adarraga se le resiste el triunfo riojano

  • Urrutikoetxea fue más decisivo que su rival en la delantera y Larunbe dominó en la zaga en una exhibición de poderío físico

  • Los errores lastran a Irribarria y Untoria, aunque todavía tienen opciones de clasificarse para la final

logroño. Cosas de la pelota. Después del partido de ayer en el Adarraga, los perdedores se van con opciones y los ganadores se despiden de la fiesta. Urrutikoetxea demostró que en buenas condiciones físicas es un rival temible: defiende mucho, ayuda al compañero, acaba los tantos, piensa en el cancha... Y Larunbe sale reforzado después de jugar un partido muy, muy serio. El de Galdácano fue de menos a más y dominó a Untoria en muchas fases del juego en una demostración de poderío físico.

Mientras, los perdedores, tienen opción de clasificarse para la final siempre que Altuna III y Albisu no sumen 15 tantos. Ayer Irribarria erró en exceso, no fue determinante cuando pudo y tampoco se alió con la fortuna en los momentos decisivos.

No había tiempo para planteamientos teóricos sobre cómo tenía que jugar cada pareja y bla, bla, bla. Había mucho en juego y los cuatro protagonistas salieron a la cancha del Adarraga con la escopeta cargada y su presa seleccionada. El primero en sentir la presión fue Larunbe que la llevó arriba. Luego Irribarria la estrelló en la chapa.

Llegaron dos buenos tantos de Irribarria que pusieron a los colorados por delante. Pero ayer tocaba sufrir. Abrieron un pequeño colchón los azules merced a dos errores de Untoria en pelotas fáciles, una buena cortada al rincón de Urrutikoetxea y el primer gran tanto de la tarde-noche. Tanto que azules llevaron dominado y exhibición defensiva de Urrutikoetxea que finalizó él mismo con un gancho que sorprendió a Irribarria (3-6).

El encuentro se fue adentrando en la zona caliente entre algunos errores no forzados de Álvaro Untoria y la demostración de que Irribarria no era capaz de terminar los tantos como le gustaría.

En el otro lado, azules demostraron que eran otra pareja distinta a la del domingo. Larunbe cuajó un gran partido dando la réplica a Untoria en muchos tantos.

Se llegó al primero de los descansos obligados por la televisión, tanto 12, con ventaja de azules 7-12. Habrá otro momento para analizar si es necesario realizar una parada técnica de la televisión cuando no hay televisión. ¿Dónde queda el respeto al que ha pagado para ver el partido en el frontón? ¿Y al que juega?

El caso es que salieron mejor del vestuario los dos que vistieron de colorao. Tres tantos de Irribarria, 10-12. Intercambio de golpes hasta sumar el empate a 16. Se caldean las gradas del Javier Adarraga, que tiene ganas de una victoria riojana que tarda en llegar.

Mala suerte

Es cierto que ayer los azules merecieron ganar, pero hay que decir en el haber de Irribarria-Untoria que no tuvieron suerte en el tramo final. Dos buenas acciones de Urrutikoetxea y un error de Untoria pusieron el partido cuesta arriba para coloraos, 16-19.

En el 16-20, con Urrutikoetxea encerrado, Irribarria abre al ancho y la estrella en la chapa. Lamento generalizado. Enmendó el error el zurdo de Arama con una violenta volea al rincón que el de Zarátamo no alcanzó, 17-20.

Volvió Iker Irribarria a fallar por milímetros con Urrutikoetxea superado. En esta ocasión se le fue la pelota a la línea de contracancha ante la desesperación del respetable, 17-21.

El choque se cerró con otro error de Untoria (el séptimo) que estrelló la pelota en el colchón superior. No pudo celebrar el Adarraga (ayer más poblado que en días anteriores) un triunfo del pelotari local.

En el primer partido de la jornada se presenció la victoria de Elordi y Erostarbe ante Laso e Imaz por 18-7. Detalles de los jóvenes del cuadro profesional y cansancio acumulado en las piernas de Imaz que lleva mucho trabajo en los últimos días.

En el compromiso que cerró la velada del martes, Oinatz Bengoetxea y Aretxabaleta vencieron a Elezkano II y el ezcarayense Cecilio 18-15.