La Rioja

fotogalería

Un recuerdo con el cabezudo favorito. :: díaz uriel

Los colosos danzantes y sus amigos de la cachiporra

  • La Comparsa de Gigantes y Cabezudos inició ayer sus desfiles en la calle para regocijo de los más pequeños

¡Qué recua llevan detrás los gigantes y cabezudos! Allí donde van, arrastran una comitiva notable. Que circulan, el grupo multiedad anda. Que se detienen a descansar, todos paran el tiempo que haga falta. Con las sillitas, los padres se afanan en seguirles el paso porque sus churumbeles no paran de agitar los brazos al ritmo que marcan las gaitas que los guían. Los peques que van de la mano se atreven a veces a soltarla para rozar al cabezudo preferido. Aunque otras veces casi que les da miedo. Es esa relación especial que se trenza en ocasiones entre niños y gigantes, entre pequeños y cabezudos, de una especie de amor-temor. Algún chavalín incluso lució ayer su propio traje y su cachiporra hecha en casa, de forma que iba a conjunto de sus amigos de cartón piedra.

Quizá así se empieza. Y después tal vez se siga, como Álvaro, un chaval de 18 años que ayer probó a cargar el gigante de Nieves Sáinz de Aja bajo la supervisión de Óscar, el porteador del colosal muñeco. No es la primera vez que el joven se enfrenta a un elemento de este tamaño porque, decía, este verano había practicado con los de Oyón. En cualquier caso, tras las vueltas y revueltas de un tramo no muy largo en el bulevar de avenida de La Paz, salía cansado y contaba sus sensaciones al experimentado mentor.

Tienen que andar con ojo en la asociación porque los pequeños, los que suelen llevar los cabezudos, tienen unas ganas tremendas de atreverse con los grandes, pero los mayores les recuerdan que han de esperar, que no pueden permitirse una lesión de columna que les acabe pasando factura.

Y eso que no les vendrían mal refuerzos. Ayer salieron a recorrer las calles de Madre de Dios seis gigantes. Eso sí, si ayer había porteadores habituales que tenían que trabajar y de ahí que no pudieran sumarse a la actividad, para los días y las citas más importantes ya estarán todos y se podrá ver al grupo completo.

Tras la jornada de puertas abiertas del lunes, la de ayer suponía el inicio de los recorridos de calle, que se prolongarán durante toda la semana, hasta el sábado. Ayer la comparsa discurrió por el entorno de Madre de Dios y San José, pero hoy llegará ya las a calles del centro.

Desde la plaza de toros

¿Dónde encontrar a los gigantes y cabezudos? No tienen pérdida. A las once en punto están en la calle Doce Ligero, a la altura del centro cívico de Madre de Dios. En plena salida del público de las vaquillas, numeroso como es, afrontan ellos el inicio de su marcha rodeados de su propia gente. Aprovechan los cabezudos traviesos a sacar la cachiporra a pasear en el tumulto. Y atizan a mayores, a otros más pequeños, a adolescentes respondones que les miran atónitos...

Hoy los gigantes y cabezudos avanzarán hacia la calle Tricio, Paseo de Dax, avenida de Navarra, Yerros, Portales, plaza del Mercado, Martínez Zaporta, Mayor, La Merced, San Agustín, Bretón, Capitán Gallarza, Portales, Plaza del Mercado (descanso), Marqués de Vallejo, Muro de la Mata, Muro del Carmen, avenida de Navarra, plaza del Ayuntamiento (baile) y, desde ahí, por la avenida de la Constitución, llegarán a la sede de la asociación. Al final, entre un sitio y otro se pasan toda la mañana.

Y el jueves el recorrido volverá a ser diferente y les llevará desde la plaza de toros, por avenida de la Paz hasta Portales, plaza del Mercado, Marqués de Vallejo, Espolón, Vara de Rey, Doctores Castroviejo (descanso), Colón, Calvo Sotelo, Juan XXIII, Jorge Vigón, Marqués de la Ensenada y calle Villamediana.

El viernes por la mañana descansan porque hay carrozas por la noche, pero el sábado, de nuevo saldrán a bailotear por las calles, en este caso, en dos grupos y con recorridos distintos que se juntarán en la plaza del Mercado. El primero irá hasta la plaza del Ayuntamiento, Juan XXIII, Duquesa de la Victoria, Calvo Sotelo, Vara de Rey, Espolón, Muro de la Mata, Bretón, Capitán Gallarza (descanso), Portales y Plaza del Mercado. Y, el segundo, desde la plaza de La Ribera, por Madre de Dios, avenida de la Constitución, plaza de los Fueros, Tricio, paseo de Dax, avenida de Navarra, plaza Amós Salvador, San Bartolomé, Herrerías, Mayor, Mercaderes, Caballerías, Juan Lobo, (descanso), Portales y, por fin, plaza del Mercado.

Por cierto, que quienes ponen música a estos pasacalles de los gigantes son los integrantes de la Asociación Logroño Gaita y Tambor.