La Rioja

VOY A VER AL NIETO DE NÁPOLES

Nápoles es el abuelo del campeón manomanista, de Iker Irribarria. Éste ha sido la última y gran sorpresa de la pelota profesional. Ha roto el orden establecido recientemente. Chico corpulento y como tal un poco lento en los desplazamientos, pero con una zurda potente, una derecha más que aseada y con mucho carácter, lo que le hace ser muy competitivo.

Irribarria abusa en ocasiones de golpes violentos y sobre todo del sotamano, pero le falta violencia en el gancho y echo de menos, siendo zurdo, que se atreva un poco más con el remate y que sorprenda con golpes definitivos.

Su zaguero de esta feria, Álvaro Untoria, se ha asentado cómodamente en los estelares, aunque sufre en verano por la carga de partidos. Ahora bien, si llega más o menos fresco al frontón, es un pelotari que aunque no es muy técnico sí que es muy duro y físicamente muy potente. El najerino transmite a la grada por su estética y agrada por su esfuerzo.

Tres jóvenes debutantes protagonizan el primer partido de la tarde en la tercera de feria. De todos ellos, lo que más me gusta es la zurda de Erostarbe. Laso y Elordi son pelotaris vistosos que dejarán algún que otro detalle agradable.

Contamos también con el aliciente de ver la derecha más técnica de profesionales. Maneja todos los golpes de zaguero y casi todos de delantero, de los que algunas veces abusa. Los aficionados saben que hablo de Cecilio Valgañón. Si el de Ezcaray consigue meter un par de rebotes sabré que sus problemas de espalda están remitiendo y, si eso es así, que no tenga nadie dudas de que jugará estelares. De todos los modos, esta tarde tiene un partido muy complicado y si sale motivado está garantizado que vamos a disfrutar.