La Rioja

Cuarta de feria: Garrido y López Simón cortan orejas

López Simón libró de milagro
López Simón libró de milagro / Juan Marín
  • Un trofeo para López Simón y dos para Garrido, sustituto de Roca Rey, uno por toro

  • Fea voltereta a López Simón, que no resulta corneado de milagro

- Sexto de la tarde: José Garrido se va de Logroño dejando buenas sensaciones. Al último de la tarde le puso lo que no tenía. Lo recibió y lo despidió de rodillas, y entre medias cuajó buenos naturales, que era por donde meior iba el astado. Una estocada trasera y oreja, su segunda de la tarde.

- Quinto de la tarde: El público está cariñoso con López Simon, muy dolorido por el revolcón de su primero. Alarga su faena buscando el triunfo, ante un toro algo deslucido. Cuaja una serie al natural, y muletazos sueltos de clase ante un animal que no tenía mas. Mata bien, y saca una oreja bien ganada

- Cuarto de la tarde: Hermoso muestra cositas buenas a lomos de 'Disparate' y gusta a los tendidos, pero acaba de la peor manera posible: dos pinchazos y bajonazo criminal. Silencio.

- Tercero de la tarde: Un toro con casta, rápido y exigente, peligroso por momentos y que dio algún susto serio a José Garrido. El diestro termina imponiéndose sobre un astado al que había que ponerle empeño, y la plaza premia su saber hacer. Oreja de peso tras una buena estocada.

- Segundo de la tarde: Momentos de emoción y miedo en La Ribera: el Jandilla revolcó muy feamente a López Simón, que estaba haciendo una faena entegada y de mérito, tirándole un derrote el cuello que hacía temer lo peor. Fue llevado a la enfermería, pero al instante volvía, sin chaquetilla, para plantarse del enemigo. Con la plaza entregada a su valor, la espada le privó del triunfo. Vuelta al ruedo.

- Primero de la tarde: Faena de más a menos, hasta acabar en nada. Hermoso mostró lo que sabe hacer sobre 'Berlín', sobre todo, y sobre 'Beluga', pero el de Los Espartales llega al final sin fuerzas y acaba acostándose en la arena. Hermoso ha de bajar para apuntillarlo, sin llegar a usar el rejón de muerte. Silencio.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

La feria de San Mateo llega esta tarde a su cuarto capítulo con la corrida mixta que protagonizarán el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y los diestros Alberto López Simón y José Garrido, que sustituye al lesionado Andrés Roca Rey, que era sobre el papel uno de los toreros más esperados de la feria. Para rejones se lidiarán toros de Los Espartales (encaste Murube) y para la lidia a pie se correrán cuatro astados de Jandilla, estirpe Juan Pedro Domecq y que acaba de jugar una buena corrida en el coso de Vista Alegre de Bilbao.

Los números de Pablo Hermoso de Mendoza en Logroño son impresionantes: 26 actuaciones, 49 toros lidiados, 32 orejas, un rabo y la friolera de 10 puertas grandes, y eso que hasta la inauguración del coso de La Ribera sólo había actuado tres tardes en Logroño. Hermoso se presentó en público en 1985 en Pamplona y tomó la alternativa en Tafalla el 18 de agosto de 1989. Su carrera comenzó un ascenso fulgurante en su confirmación, el 20 de mayo de 1995, cuando cortó una oreja a un toro de Luis Albarrán en Las Ventas. Diez días después se presentó en Sevilla. Desde entonces, realiza meteóricas campañas, hasta lograr el primer puesto del escalafón en 1997. Su consolidación definitiva llegó en 1999 cuando se proclamó triunfador de Fallas y de la Feria de Abril con un histórico rabo. Desde su primera temporada americana en 2000, está considerado un ídolo de multitudes en México y Colombia, conquistando plazas como La México, Guadalajara, Aguascalientes, Bogotá, Cali o Manizales. Pablo Hermoso de Mendoza es por excelencia el rejoneador más laureado de la historia.

El primero de los toreros de a pie es Alberto López Simón, que se presenta en Logroño en el festejo de hoy y que está considerado como uno de los principales referentes de la generación toreros emergentes. Ganó en Arnedo el Zapato de Plata y el de Oro, y aunque le costó arrancar en el escalafón superior se ha consolidado de una manera extraordinaria. El año pasado fue el de su explosión profesional, después de sumar seis orejas y tres puertas grandes consecutivas en Las Ventas, a cambio de dos cogidas, una de ellas grave, y triunfar allí donde se anunciaba. Una grave cornada en Albacete no le impidió volver sin demora a los triunfos. Este año volvió a salir por la puerta grande de Madrid y encabeza el escalafón en número de festejos y trofeos.

Cierra la terna José Garrido, uno de los triunfadores de la temporada tras su gran feria de Bilbao. Su última temporada de novillero fue fulgurante: en 27 festejos salió a hombros en 20 ocasiones. Además indultó dos novillos, uno en Arganda del Rey y otro en Sopuerta, pero también obtuvo éxitos en Badajoz, donde cortó ocho orejas y abrió la puerta grande de Gijón, Mont-de-Marsan y Algemesí.