La Rioja

En la plaza de Babel

Luis Extebarría y Juan Calparsoro. ::  j.m.
Luis Extebarría y Juan Calparsoro. :: j.m.
  • El inglés fue la lengua predominante entre las visitas que recibió el photocall La Ribera & Chopera Toros, pero no el único

  • Diferentes idiomas se oían ayer entre el público de La Ribera

La banda sonora de la entrada a la plaza de La Ribera, este domingo por la tarde, no podía ser más española. Los pasodobles sonaban acompañando en sus pasos a quienes se dirigían a la puerta principal para disfrutar de la segunda tarde de la Feria de San Mateo. Contrastaba este taurino detalle con los acentos que podían escucharse en el espacio del photocall La Ribera & Chopera Toros.

El primero en sonar fue el acento sueco del portero del Naturhouse Richard Kappelin que, junto a su compañero de equipo, el cordobés Luisfe Jiménez, recorrieron La Ribera en su interés por conocer la plaza logroñesa. Unos pasos les separaban de un grupo en el que el inglés era el idioma y el vino y las letras -por descontado también la amistad- sus lazos de unión.

Thomas Perry, que ha ocupado diferentes cargos en el mundo del vino de Rioja, llegó con Dhane Chesson, especialista en Marketing Rioja Wine en Estados Unidos; Robin Kelley O'Connor, educador de Vino y bloguero internacional especializado en vino; Troy Tagliarino, director de Estrategia de Productos; Miram Baring, traductora internacional y Robert Mykle, reconocido escritor y experto en tauromaquia, al que acompañaba Etna Roberson. Se les veía felices, como mostraban con sus amplias sonrisas en el photocall La Ribera & Chopera, y con una gran curiosidad por vivir de cerca esta parte de la cultura española. Pudieron experimentar una tarde de toros desde donde se siente hasta el olor de la dorada tierra del coso, en uno de los palcos. Contaron, además, con la suerte de un gran cartel en el que estaban nuestro Diego Urdiales, Morante de La Puebla y Julián López 'El Juli'.

Una tarde importante

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro -quien también ocupó este puesto en La Rioja- volvió ayer a Logroño, en compañía de Luis Extebarría, para estar con su gente riojana y en la plaza en la que tantas otras veces ha estado.

Un minuto después de inmortalizarse en el photocall, salían hacia el ruedo los protagonistas de la tarde. La responsabilidad de los toreros se reflejaba en sus rostros, serios, pero tranquilos, aún dedicaron unos segundos a fotografiarse con algunos. El arnedano Diego Urdiales se colocó junto a Ildefonso Sánchez. A un paso del callejón, 'El Juli' -que fue un deleite torero después- se puso ante la cámara junto al joven Juan Marín.