La Rioja

'El Juli': «Ha sido un toro especial»

'El Juli', en un natural, asentadas las plantas, al quinto toro de la tarde al que cortó las dos orejas. :: juan marín
'El Juli', en un natural, asentadas las plantas, al quinto toro de la tarde al que cortó las dos orejas. :: juan marín
  • «Cuando uno torea así a un toro de tanta clase se sienten cosas muy especiales que llegan al aficionado de una forma muy natural», afirmó

  • El diestro reconoce que realizó ayer una de las mejores faenas de su temporada

logroño. Julián López 'El Juli' estaba feliz entre barreras instantes antes de abandonar a hombros el coso de La Ribera: «Ha sido una de las mejores faenas de mi temporada, uno sueña con torear así y no siempre es posible, pero cuando te encuentras un toro así dejas que fluya el toreo. Y es que el torero de Madrid no tuvo ningún reparo en reconocer la calidad del toro 'Español III' de Vellosino: «Ha sido especial, con una clase tremenda, con compás, con mucha suavidad. Me ha encantado y me ha dejado hacerle las cosas que uno sueña».

El diestro admitió que la corrida, excepto el precitado animal, no estuvo a la altura de lo esperado: «Hace unos días en Ciudad Real salió buenísima y teníamos mucha confianza en ella, pero la verdad es que esperábamos más». Otra de las circunstancias que valoró 'El Juli' fue el hecho de volver a triunfar en Logroño: «Siempre ha sido una plaza muy importante en mi carrera y llevaba unos años sin suerte, por eso me ha alegrado más todavía el hecho de poder triunfar de nuevo y de corresponder a la afición riojana su gran respuesta en la corrida».

El diestro cumplía 18 años de alternativa y pudo disfrutar de una bonita salida a hombros del coso de La Ribera, la segunda en dos tardes de una feria que va por la senda de corridas incompletas en cuanto a juego de los toros pero con ejemplares sobresalientes como el que cortó dos orejas 'El Cid' en la apertura del abono o el triunfo de 'El Juli'.

Diego Urdiales, por su parte, también estaba satisfecho con la primera oreja de su abono mateo: «He sentido una vez más el cariño de la plaza y eso ha sido muy importante, aunque luego no he podido redondear con el sexto, aunque lo he intentado ayudándole mucho con la muleta, pero se ha parado demasiado pronto y, encima, desentendiéndose de la muleta».

El torero de Arnedo logró la oreja con el primero, un astado que le hizo varios extraños con el capote, tanto a él como a su banderillero Víctor Hugo Saugar: «Creo que la virtud ha sido saberle esperar porque tenía buen aire aunque no le podía atacar mucho porque tenía el depósito demasiado justo».

Y logró los mejores muletazos al final de la faena y con la mano derecha: «Me he sentido toreando muy despacio y el público lo ha sabido ver. Me voy contento con la oreja pero me apena no haber podido redondear la tarde con el sexto».

El torero de Arnedo tiene un nuevo compromiso el próximo día 21 de septiembre en Logroño ante toros de Fuente Ymbro en un mano a mano con Sebastián Castella: «Tengo mucha confianza en la corrida porque el año pasado fue extraordinaria y un gran espectáculo para todos los aficionados».