La Rioja

Homenaje al rock urbano de los 90

El público abarrotó el Espacio Peñas 2.0 para el concierto de tributo a Extremoduro, Marea y Platero y Tú, tres históricas bandas del rock de los noventa. :: Miguel Herreros

El público abarrotó el Espacio Peñas 2.0 para el concierto de tributo a Extremoduro, Marea y Platero y Tú, tres históricas bandas del rock de los noventa. :: Miguel Herreros

  • El Espacio Peñas 2.0 abre la programación musical de San Mateo con tres grupos de tributo a Platero y Tú, Extremoduro y Marea

  • Más de un millar de personas disfrutan de un auténtico concierto 'tres en uno'

Ante todo, hay que reconocer algo. Y es que estar cuatro horas y media sobre el escenario, tocando sin parar a un ritmo frenético, merece un reconocimiento. Sólo por eso los músicos de los grupos que actuaron en la noche del sábado en el Espacio Peñas 2.0 merecen los litros de cerveza que se bebieron y hasta los cigarros que se fumaron.

La organización de este nuevo espacio con programación musical en las fiestas de San Mateo apostó por una noche de tributos a tres de los principales grupos de rock urbano de los 90 (Extremoduro, Platero y Tú y Marea) para abrir el cartel. Y la peculiaridad estribó en que los músicos eran los mismos en todos los casos, a excepción de los cantantes y un bajista. Así se ganó agilidad para ofrecer un espectáculo que reunió a más de un millar de personas. La Policía Local cortó el tráfico del tramo final de la calle Norte y los peatones invadieron la calzada, extendiéndose el botellón del Muro del Revellín a las Escuelas Trevijano y a la entrada del Espacio Peñas 2.0.

Al lado, la Caseta de Andalucía, donde primero actuó la orquesta Salero y después pinchó DJ Fusión Music, se vio empequeñecida por el estruendo del rock. Pero debemos sentirnos seguros; mientras Extremo Bribriblibli tocaba la canción 'Deltoya', a menos de 50 metros sonaba 'La gozadera' y nada explotó. Es más, cuando acabó el triple concierto, Fusión Music pinchó 'No rompas mi corazón', el éxito de Coyote Dax, y si tras eso no se ha producido ningún trágico seísmo ni nos han invadido los extraterrestres ni ha habido un golpe de Estado, podemos sentirnos tranquilos en Logroño. Parece cierto el informe de Merco Ciudad que en el 2010 ya señalaba Logroño como la mejor capital para vivir.

En lo que se refiere al festival, arrancó con Triscando en la Hierba, la banda de tributo a Marea. Los grupos de homenaje son una salida recurrente en la programación musical, con mucha aceptación en los pobres pueblos castellanos pero de muy poco mérito. Por muy bien que lo hagan no hay que olvidar que es una copia, que los músicos se apropian de un trabajo original ajeno. E imitar bien tiene gracia durante un momento, pero no con un repertorio completo. Pero en fiestas se perdona casi todo, casi hasta que te meen el coche en el aparcamiento del Revellín, improvisado retrete público.

El aspecto desarrapado de Kutxi Romero poco tenía que ver con el cantante de Triscando en la Hierba, pero fue peor el de Los Platero, que lucía una melena imposible en el calvo Fito Cabrales y se movía como Carlos Tarque y Bunbury. El de Extremo Bribriblibli, en cambio, se atrevió a vestir uno de esos horribles pantalones bombachos que luce Robe Iniesta. Hubo mucho guitarreo, mucho ritmo, y el público disfrutó volviendo a escuchar himnos de juventud que ya parecen, más que lejanos o antiguos, de otra vida, como 'Tras la barra' de Platero y Tú.

A Los Platero les tiraron un tirachinas y durante su concierto flotó un globo con forma de tiburón. Llovió levemente, pero el directo continuó. La voz del cantante de Extremo Bribriblibli era la más parecida a la original, aunque, como el de Platero, se equivocó en alguna canción y, más que homenajear, destrozaron algún hermoso clásico como 'Tu corazón' y 'Si la tocas otra vez'. Como colofón, al igual que el directo 'Iros todos a tomar por culo', todos juntos interpretaron la canción 'Ama, ama, ama y ensancha el alma'.