La Rioja

ADRENALINA MATEA

El lanzamiento del cohete de San Mateo puso patas arriba la plaza del Ayuntamiento y toda 	la capital riojana. 	:: Sonia Tercero
El lanzamiento del cohete de San Mateo puso patas arriba la plaza del Ayuntamiento y toda la capital riojana. :: Sonia Tercero
  • Gamarra deseó, tras disparar el cohete, que Logroño «sea una ciudad abierta para todos»

  • La fiesta reventó ayer en Logroño con el disparo del cohete que daba la bienvenida a unos sanmateos que cumplen 60 años

Logroño estrenó ayer sus fiestas con el deseo de la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, de «disfrutar del orgullo de ser logroñeses» y de hacer de la capital riojana «una ciudad abierta en la que todos sean bienvenidos». Con puntualidad, a las 12, el cohete salió disparado y, abajo, cientos de personas se concentraban para celebrar uno de los momentos con más adrenalina para un logroñés: el inicio de los sanmateos. Por delante quedaban 240 horas sin descanso y el sueño de celebrar a tope 8 días repletos de actos marcados este año por el 60 cumpleaños de la Vendimia y el 25 de los Vendimiadores. Pese a ser sus sextas fiestas como primera edil, Gamarra reconocía poco después de prender la mecha que le habían temblado las piernas igual que en el 2011 «al ver la respuesta de la gente saltando y divirtiéndose». La alcaldesa no se extendió en sus palabras previas al disparo y solo llamó a «llenar de abrazos y sonrisas la fiesta» al tiempo que entonó el tradicional «Viva San Mateo y Viva Logroño» tras lo cual abrazó a los Vendimiadores, igualmente exultantes en sus primeros minutos de 'reinado'. La fiesta reventaba en la plaza, pero momentos antes de que Cuca Gamarra encendiera el cohete la multitud ya levantaba los pañuelos y se disponía a gastar el nombre al santo. Después de un año de espera, los logroñeses daban la bienvenida a los sanmateos con ganas de darlo todo. Cánticos, botellas corriendo de mano en mano. La alegría se desbordó y algunos hasta casi volaron.

En la plaza llovía, pero no agua -ya que en el momento de cohete la llovizna previa dio una tregua-, sino vino. Muchos querían darlo todo y ser testigos de una tradición para la que llevaban días de preparativos. Como los propios Vendimiadores que, desde la Casa Consistorial, y pese a haber imaginado el momento en numerosas ocasiones, vivían casi en estado de 'shock' el estallido de la fiesta.

Ambos reconocieron que «la emoción supera a todo lo que nos habían contando anteriormente sobre este momento porque ha sido indescriptible». Acompañados también por parte de su familia -«mi abuela me ha seguido por la televisión porque no podía venir», señalaba Leyre-, los Vendimiadores comenzaron una semana intensa en la que, sobre todo, tienen «muchas ganas» de que llegue el día del Pisado de la Uva. «Verlo en directo, de cerca y conocer realmente cómo se desarrolla este acto nos llena de mucha emoción».

Brindis con vino y cerveza

Leyre y Jesús Javier compartieron el brindis municipal celebrado en el hall del primer piso de la Casa Consistorial con otros 500 invitados al acto, la mayoría representantes institucionales y representantes de distintos colectivos sociales de la ciudad para los que se dispusieron 800 refrescos, 200 cervezas, 1.100 botellas de agua y 250 botellas de vino institucional. El lunch, como corresponde a tiempos de crisis, se suprimió hace tres años como recordó el encargado de la intendencia. Lo importante fue el buen ambiente y los reencuentros. Todos con el pañuelo anudado al cuello, principalmente el azul, que este año cumple 40 años desde que un grupo de amigos se lo empezara a poner en los sanmateos.

Refuerzo de la seguridad

En el lanzamiento del cohete este año se han reforzado especialmente los dispositivos de seguridad, que se ha convertido en uno de los objetivos de estas fiestas y del Consistorio logroñés, que este año se ha marcado, además, el propósito de impedir la violencia sexual durante los sanmateos bajo el lema '¿Entiendes cuando digo NO?'.

María Luisa Alonso (C's) no quiso pasar por alto esta advertencia al poco de inaugurarse las fiestas. «Es importante que se conozcan dónde están los límites y no tengamos noticias sobre agresiones sexuales», deseó la concejala. Los concejales disfrutaron de los primeros momentos de las fiestas en un ambiente distendido, de cordialidad y alegría.

Beatriz Arraiz (PSOE) deseó a todos los logroñeses disfrutar de unas fiestas «que son las nuestras y que nunca defraudan» y Rubén Antoñanzas (PR+) tuvo unas palabras para «los cien colectivos que estos días trabajan para que todo salga bien» y a los que puso como ejemplo por dedicar su tiempo en fiesta para dedicarlo a los demás. También los concejales de Cambia Logroño desearon unos felices Sanmateos. Su edil Nieves Solana fue una de las más entusiastas durante el disparo desde la ventana principal a la que acudía por segundo año en representación de su partido.

Al acto también asistió el presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, varios consejeros autonómicos, el anterior alcalde Julio Revuelta, además de dirigentes de los partidos políticos riojanos, entre ellos el secretario de Organización del PSOE, César Luena, quien vino a disfrutar de la fiesta y dejó claro su intención de no hablar de política. Felicitó las fiestas «a todos los riojanos y logroñeses» y también recordó el «carácter simbólico» que tienen este año «por la importancia que tiene para nuestra tierra la vendimia y la cultura del vino».

Una tierra de acogida

Ceniceros, destacó la «alegría inigualable» de la plaza del Ayuntamiento «que deja claro que estas fiestas no tienen nada que envidiar a las de otras ciudades». Ceniceros subrayó el carácter abierto de La Rioja, que, junto a Logroño, «debe ser estos días un escaparate de lo que tenemos en esta ciudad, la mejor feria de pelota, toros de primera, vino y gastronomía». El presidente se refirió a la presencia entre el público de una gran pancarta dedicada a los refugiados que llegan y con la que se invitaba a darles en la ciudad la mejor acogida. «En La Rioja tenemos refugiados y están integrados», señalaba a la prensa.

El sol no salió. La lluvia y las frescas temperaturas le tomaron ayer el relevo en la plaza Consistorial. Pero ni el frío de la mañana ni el agua que cayó de forma intermitente impidió que el tono festivo decayera. Además para subir la temperatura estaba 'Fonsi' Nieto, quien puso a bailar a una marea de jóvenes totalmente entregada a su música. La mañana terminó con un balance de una persona trasladada al Hospital San Pedro. Además, tuvieron que ser atendidas 13 personas por cortes, traumatismos e intoxicaciones etílicas, según informó el SOS Rioja en un comunicado.