La Rioja

Los Vendimiadores 2016, en marcha

Representantes de las peñas y de las casas regionales fueron recibidos en el Ayuntamiento. :: jonathan herreros
Representantes de las peñas y de las casas regionales fueron recibidos en el Ayuntamiento. :: jonathan herreros
  • Leire Calvo y Jesús Javier González recibieron las bandas de sus predecesores

  • La pareja que representará a los logroñeses el próximo año 'tomó posesión' en un emotivo acto que también sirvió de despedida a sus antecesores

Ahora sí. Jesús Javier González y Leire Calvo ya tienen las bandas que los acreditan como Vendimiadores 2016. Las recibieron de los salientes, los Vendimiadores 2015, Loreto Sáenz y Gerardo Mendoza. Atrás queda para ellos el año que han dedicado a representar a los vecinos de Logroño en tantos eventos. En el acto que se celebró ayer en el salón de retratos de la casa consistorial hubo más de uno sujetándose la emoción. La primera, la vendimiadora saliente, que en su intervención de agradecimiento a quienes han estado a su lado durante los últimos doce meses tuvo pelear con la voz que quería entrecortarse todo el rato. Su compañero, Gerardo, se acordó de los bocatas de sardinas con guindillas con la alcaldesa, Cuca Gamarra, en la pelota. Y los dos le pusieron un nudo en la garganta al concejal de Festejos, Miguel Sáinz, a quien le confesaron que «te hemos cogido cariño».

Llegado el momento, colocaron las bandas a los nuevos, a Leire y a Jesús. Él a él y ella a ella. Y siguieron abrazos bien apretados. Los recién llegados aprovecharon la ocasión para dar las gracias por la confianza y, a sus predecesores, por sus consejos. Llevaban Leire y Jesús una bolsita y de ella sacaron unas fotografías que les entregaron a Loreto y Gerardo a modo de obsequio.

Por fin, la alcaldesa tomó la palabra para reclamar menos lágrimas. «Estamos en el sitio de los momentos felices» del Ayuntamiento (el salón de alcaldes), recordó. Mostró la primera edil su «felicidad» por comenzar unos nuevos sanmateos y destacó, de los Vendimiadores 2015, su alegría en cada acto. «Gracias por haberlo hecho tan bien y por ser tan majos», les dijo. A los nuevos les recomendó que disfruten y que se apoyen «en nosotros» cuando lo necesiten y les fue adelantando que van a conocer personas y sitios nuevos para ellos porque todo el mundo les abrirá «sus casas y sus corazones».

Por fin, les animó a «vivirlo a tope» y a «ser como sois», que por eso les han elegido. Tras el acto, se sirvió un vino para los asistentes, familiares y amigos de los Vendimiadores, representantes de peñas, casas regionales y asociaciones de vecinos. En la calle, esperaba estacionado el vehículo oficial Vendimiadores 2016 de Auto Urbión, un Renault Zoe, cien por ciento eléctrico entregado poco antes del acto.