La unidad del Logroño de 1521 como base del futuro Logroño

La alcaldesa de Logroño se dirige a los vecinos. /Justo Rodriguez
La alcaldesa de Logroño se dirige a los vecinos. / Justo Rodriguez

Logroño evoca la unidad de los vecinos de la ciudad en el asedio durante la ofrenda floral a San Bernabé

LA RIOJALogroño

La alcaldesa de Logroño Cuca Gamarra ha evocado hoy la unidad que mostraron sus ciudadanos en 1521 para que sirva de base en la construcción de la capital riojana del futuro.

La alcaldesa ha hecho estas manifestaciones en su intervención en la evocación histórica de Logroño, que celebra sus fiestas patronales en honor a San Bernabé, ya que el 11 de junio de 1521 se retiraron las tropas francesas que asediaban la ciudad.

Antes de su intervención ha tenido lugar una ofrenda floral en la que asociaciones, casa regionales, administraciones, peñas, empresas y muchas entidades de la ciudad depositan ramos y coronas de flores en torno a la imagen de San Bernabé, relata la agencia Efe.

Este es uno de los actos centrales de unas fiestas marcadas por la presencia en la calle de cientos de personas ataviadas como los logroñeses del siglo XVI; y también por el asentamiento de un campamentos de tropas franceses, contra el que se producen combates en diferentes modalidades, siempre, eso sí, con triunfo local.

En el acto -que se ha desarrollado bajo una fina lluvia intermitente- también han estado presentes el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, y la presidenta del Parlamento riojano, Ana Lourdes González, entre otras autoridades.

La alcaldesa, vestida con el traje típico de La Rioja, ha recordado que hace casi quinientos años, vecinos de esta ciudad «entregados a un merecido júbilo», celebraban bajo las murallas de la ciudad «mucho más que la victoria».

Libertad y prestitio

«Fue una victoria que otorgaba la libertad y el prestigio a una ciudad y también fue un hecho histórico», ha explicado, y ha asegurado que «estuvo marcado por unos logroñeses que lejos de olvidar la hazaña, han enarbolado la bandera de la unidad».

La misma unidad que hace quinientos «años sirvió para que un pueblo entero creyera y materializara el objetivo común de toda una ciudad que batalló hasta la extenuación por defender su identidad», ha incidido.

«Logroño no abrirá sus puertas al enemigo, mientras uno de sus habitantes tenga vida para combatir», fue la decidida misiva que Vélez de Guevara -capitán jefe de Logroño- envió a las tropas francesas, ha recordado.

Ha recordado que Logroño se prepara para conmemorar el quinto aniversario de aquel asedio y esa celebración «será el escenario perfecto para revivir y resaltar todo aquello que nos une, y por lo que os convoco a trabajar juntos en los próximos 3 años» para que «este acontecimiento llegue a toda España y a Europa».

«Pero hay mucho más, porque no solo rendimos homenaje a un momento histórico y clave en nuestra historia, también a una trayectoria de quinientos años que una vez más, confiando fielmente en la unidad, nos ha llevado hasta lo que hoy somos», ha dicho Gamarra.

Ha incidido en que «esa trayectoria y esa unidad que, bajo una misma bandera y bajo criterios de responsabilidad, han huido de alianzas interesadas, de falsos compañeros de viaje y de aquellos que bombardeaban las ideas de una sociedad que clamaba por la paz y la convivencia».

En su intervención ha recordado el importante papel que tuvieron las mujeres en la defensa de Logroño y ha afirmado que «hoy vemos como la mujer sigue escalando peldaños en una sociedad actual y cada día más igualitaria».

Cuidar de las víctimas

Y también ha recordado que si hace 500 años la ciudad «se defendió de las hostilidades y cuidó de sus víctimas» hoy, con el terrorismo «acorralado, ante el clamor social» también sus víctimas «siguen muy presentes entre todos nosotros y cuentan y contarán con todo nuestro apoyo, con todo nuestro cariño».

Gamarra ha aludido a la presencia en la ciudad de la Guardia Civil, a la que ha calificado de «garante de la libertad» y ha recordado el reciente desfile de las fuerzas armadas en la capital riojana, que fue «una muestra de júbilo, una fiesta en favor de la unidad, de la convivencia, del progreso y de la paz».

La muralla de Logroño, ha dicho «es cada vez más sólida, nos pertenece a todos y se nutre de todos» y «nuestro reto ahora es ir haciendo cada día más sólidas unas piedras que lejos de permanecer inertes, mantienen muy vivo el pulso y el latido que nos brinda la historia».

«Debemos ser capaces de continuar esta escritura sin repetir errores ni conflictos, buscando siempre la palabra perfecta que defina nuestro presente y que brinde un futuro abierto a nuevos y prometedores objetivos», ha dicho, aunque «partimos con ventaja, porque esa palabra perfecta nos la dejaron escrita en 1521, la unidad», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos