Pablo Sáinz Villegas, Sheyla Gutiérrez, Francis Paniego y Ovi de Francisco, insignias de San Bernabé

Paniego, Gutiérrez, Vilelgas y De Francisco/L.R.
Paniego, Gutiérrez, Vilelgas y De Francisco / L.R.

El Ayuntamiento distingue a cuatro perfiles muy distintos: un músico, una ciclista, un cocinero y una pionera del periodismo televisivo en La Rioja

LA RIOJA

El Ayuntamiento de Logroño ha dado esta tarde a conocer quiénes recibirán las insignias de San Bernabé de este 2018, un reconocimiento con el que la capital quiere reconocer a los logroñeses (naturales o de adopción) «que hayan destacado, tanto en su faceta profesional o personal, por contribuir al desarrollo cultural, cívico y social de Logroño. Unos galardones que reconocen la entrega de todos ellos a nuestra ciudad».

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, entregará estos galardones en el transcurso de un pleno institucional que se celebrará el día 10 de junio, como es tradición.

Este año, el reconocimiento ha recaído en cuatro perfiles muy distintas: el guitarrista Pablo Sáiz Villegas, la ciclista Sheyla Gutiérrez, el cocinero Francis Paniego y la periodista retirada Ovi de Francisco.

Ovidia de Francisco Pagadigorría

La reportera riojana Ovidia de Francisco Pagadigorría (Anguiano, 1929) es este año una de las galardonadas con la Insignia de San Bernabé. Trabajadora incansable, posee una trayectoria repleta de esfuerzo, lucha e intensa dedicación, tanto por su profesión como por su familia.

Fue la segunda reportera de Televisión Española en España y pionera como corresponsal. Una profesional que con el paso de los años supo romper los techos de cristal. Hasta el año 1986 desarrolló su carrera profesional como cámara y reportera, pasando por las delegaciones de La Rioja y Navarra, y dejando su impronta.

Entre sus muchos logros, consiguió derogar la normativa taurina de la época, para permitirle estar junto a un burladero de un coso taurino. Asimismo, su trayectoria profesional fue reconocida en 2008, año en que recibió la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo.

El periodismo ha sido su vida y la de toda su familia. Sus tres hijos siguieron la estela de sus progenitores. Y tal y como la definen quienes mejor la conocen, «ha sido y sigue siendo un ejemplo de superación, trabajo, profesionalidad y discreción... una mujer pionera que ha dejado una marca imborrable en el mundo del periodismo».

Su hija, la periodista Ovi Arberola, traslada un sincero agradecimiento a la Corporación Municipal, en nombre de su madre. «Ha luchado mucho en la vida, más aún cuando las cosas no estaban a favor de la mujer y tenía que abrirse muchos caminos. Está realmente contenta con este galardón porque que te reconozcan en tu tierra es muy significativo. Destaco de mi madre, tanto profesionalmente como humanamente, que siempre ha sido una mujer muy luchadora en su trabajo y en la vida».

Sheyla Gutiérrez Ruiz

La ciclista logroñesa (Varea, Logroño, 1994) vive uno de los momentos más dulces de su temporada, con una carrera en ascenso que demuestra cómo es ella.

Este 2018 ha recogido el galardón a la Mejor Deportista Riojana 2017, tras lograr el pasado año el Campeonato de España en Ruta; alzarse con la prueba Le Samyn des Dames, un triunfo histórico para el ciclismo femenino español; y ser primera en la séptima etapa del Giro de Italia Femenino, tratándose del primer triunfo de una española en la ronda rosa desde 2006.

En su palmarés destacan además otros importantes logros como el bronce en el Campeonato de España Contrarreloj (2017); tercer puesto en el Campeonato de España en Ruta (2016); plata en el Campeonato de España Persecución (2014) y el más reciente, el Tour Zhoushan Island de China.

Son muchas las metas alcanzadas por esta joven deportista logroñesa, que debutó como profesional en 2013, y que tiene a sus espaldas un futuro muy prometedor y de altura. Su próximos retos: los Juegos del Mediterráneo en Tarragona y el Giro de Italia.

Las insignias, desde 2005

l Ayuntamiento ha premiado, desde que se instauró este galardón en 2005, a: Nieves Sáenz de Aja, Javier Delpón, Nicolás Viguera, Teodoro Sabrás, María Piudo, María Teresa Hernández, Manolo González, Eduardo Mato, Iluminado Corcuera, Rosa María Herreros, Eduardo Gómez, Joaquín Gómara, Joaquín Negueruela, Fernando Ruiz Pellejo, Ana María Medina, Mariano Moracia, Rafael Ojeda, José Ignacio Macua, Federico Soldevilla, Gerardo Cuadra, José Antonio Toyas, Elías del Río, Soledad Valenzuela, Santiago Urizarna y Eustaquio Uzqueda, Carmen López San Miguel, Emilio Carreras, Víctor Rubio y Jesús Vicente Aguirre, Divina López, Carmen Chover, Segundo Viguera, Hermenegildo García Nájera 'El Mere', Fernando Reinares, Eugenio de la Riva y Antonio Pujades, Carlota Castrejana, Sor Josefa Pérez y Marcelino Izquierdo.

En 2017 las Insignias de San Bernabé fueron recibidas por las hermanas Dulín, Félix Revuelta, Javier Gracia y Paco Marín.

La propia protagonista declara sentirse «especialmente feliz por recibir este reconocimiento en mi casa, donde me siento tan acogida; me da muchas fuerzas. Y sobre todo recibir la llamada de la propia alcaldesa, que siempre me anima y me apoya, me ha dado una motivación extra para entrenar».

Destaca sentirse muy orgullosa cada vez que puede pasear la bandera de su tierra allí donde compite. «Todas mis compañeras saben de donde soy y de lo que presumo». El premio irá dedicado «a mi familia, mi mayor apoyo».

Francis Paniego Sánchez

Francis Paniego (Logroño, 1968) es el abanderado de la gastronomía riojana. Dos estrellas Michelín y tres soles por la Guía Repsol en su restaurante El Portal de Echaurren (Ezcaray) y una estrella y dos soles, en el hotel Marqués de Riscal (Elciego) rubrican una dilatada trayectoria, pese a su juventud, en un arte tan íntimamente ligado a Logroño y a La Rioja como la gastronomía.

Su familia y su pueblo, Ezcaray, han impregnado en la piel de este artista la sensibilidad, el espíritu de trabajo y el oficio, a lo que se une su formación con los mejores cocineros de España, como Subijana o Arzak, y su afán creativo e investigador hasta evolucionar hacia una cocina de vanguardia que no desdeña la cocina tradicional aprendida de su madre, Marisa Sánchez.

Premio Nacional de Gastronomía en 2012 (25 años después que su madre), tiene el reconocimiento de la crítica mundial como uno de los jóvenes cocineros que han revitalizado la gastronomía española en este siglo.

Reconocimiento que le llega este año en Logroño, donde un Día de La Rioja de hace 7 años (9 de junio de 2011) abrió sus puertas al público en pleno centro de Logroño, junto al Paseo del Espolón, 'Tondeluna', «un concepto arriesgado del que me siento muy contento por cómo ha acogido la propuesta la ciudad».

Este año recibe la Insignia de San Bernabé, un galardón «inesperado por el que está muy agradecido». Riojano hasta la médula, «es un orgullo que en la capital de mi tierra reconozcan mi trabajo».

Pablo Sainz Villegas

Sainz Villegas (Logroño, 1977) es un logroñés universal. Inicio sus estudios musicales con 6 años en el Conservatorio de Logroño, dando su primer concierto cuando tenía tan solo 7 años. Durante su carrera ha obtenido más de 30 premios internacionales y ha actuado en los escenarios más prestigiosos del mundo.

Pablo Sainz Villegas ha sido aclamado por la prensa internacional como «el alma de la guitarra española» y como el guitarrista clásico más destacado de su generación.

Pero Sainz Villegas no destaca sólo por su virtuosismo musical, sino por su lado humano. En 2007 puso en marcha 'El legado de la música sin fronteras', un proyecto de ilusión y esperanza con el objetivo de utilizar el poder de la música clásica para crear puentes de comunicación entre culturas y clases sociales, como un medio de humanizar el entorno del aprendizaje de niños y jóvenes en situación de exclusión social.

Este mismo año ha compartido sesiones con escolares logroñeses donde defendió que «la música es para todos, es democrática y una herramienta para inspirar a todos los seres humanos».

Sainz Villegas, que actualmente vive en la ciudad de Nueva York, regresa de nuevo a su ciudad para recoger a Insignia de San Bernabé, el máximo reconocimiento que le rinde la ciudad que le vio nacer por ser el mejor embajador de Logroño en todo el mundo.

Declara «ser un gran orgullo que celebro con todos los logroñeses y riojanos que apoyan mi carrera profesional, que asisten a todos los conciertos que realizo aquí en mi tierra y que me acompañan de corazón, gracias a la tecnología, en todos mis recitales por el mundo a través de las redes sociales. Esta Insignia de San Bernabé refuerza mi compromiso personal de unir esfuerzos con personas, empresas e instituciones con seguir dando a conocer mi tierra a nivel internacional e invitando al público de mis conciertos a descubrir nuestra cultura, nuestra gastronomía y el carácter acogedor de nuestra gente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos