La Rioja

Fuegos para calles y ventanas

Luminarias colocadas junto a las fachadas para cumplir el Voto de San Bernabé. :: l.r.
Luminarias colocadas junto a las fachadas para cumplir el Voto de San Bernabé. :: l.r.
  • La noche de vísperas se iluminarán calles y plazas del centro histórico

El compromiso de los logroñeses, en lo que a homenaje a San Bernabé por el levantamiento del sitio de los franceses, fue a perpetuidad. Ni más ni menos. Y las 'instrucciones' para desarrollar la celebración quedaron de lo más concretas en el Voto.

Lo escribió por primera vez Francisco Ortiz de Zárate en 1538, pero consta que se materializó ya en 1522. El Voto se cumple acudiendo a las vísperas; con la procesión y los banderazos de la máxima autoridad local; con las vaquillas o toros con uno de los cuales se prepara un guisado que luego se consume; con la iluminación de las calles, ventanas y balcones mientras repican todas las campanas y con la degustación de ternera y cordero.

Éste es el contexto y ahí entra el afán de la Cofradía de San Bernabé de potenciar el acto de las luminarias, quizá uno de los más olvidados y de los que más va costando recuperar. Conste que lo van intentando de muchas formas y que pretenden seguir probando hasta encontrar que las luminarias logra el peso que, a su entender, merecen como parte del Voto del patrón.

Este año, van a añadir locución y teatralización. Además, tienen preparadas caretas para los más pequeños en cuyo reverso figura: «Y que las vísperas de San Bernabé, por la noche, pongan fuegos en las calles y ventanas, porque hace que la ciudad sea y esté muy solemne, y que se hagan repicar las campanas de todas las iglesias», para recordar que iluminar la ciudad forma parte del Voto.

La intención es que, a las 23.30 horas del citado día 10, la Cofradía de San Bernabé encenderá luminarias colocadas en el suelo, junto a las fechadas, en el tramo comprendido entre la plaza del Mercado, por Portales, hasta el Ateneo y la plaza de San Bartolomé. La intención es colocar, además, poner ocho pebeteros cedidos por bodegas López de Haro. Aunque se planteó la posibilidad de encender fuegos, se descartó rápidamente, contaba el presidente de la Cofradía, Elías del Río.

Poco después, a las 23.45, la Cofradía repartirá 1.521 velas, zurracapote y 800 caretas para niños, así como 1.200 octavillas en las que se expliquen el sentido de las luminarias.

A medianoche se apagarán las farolas de las calles para que sólo brillen las velas y comenzará el repique de las campanas de La Redonda, como pide el Voto de San Bernabé. A las doce y cuarto, la iluminación pública volverá a encenderse y la plaza de San Bartolomé se convertirá en el escenario del concierto de Luminarias a cargo de la Agrupación Musical de Logroño.

Importante: Las velas que se reparten sólo se pueden llevar a casa una vez que haya terminado el acto, después de las doce y cuarto. Se trata de que todo el mundo coopere con ellas en la mano, encendidas. Y las de la calle también conviene respetarlas, dejarlas en su sitio y no apagarlas. No hay más. Y el resultado puede ser estupendo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate