La rotonda de Vara de Rey ya tiene proyecto y la obra se iniciará el próximo verano

Alcaldesa, concejales, responsable de Lif y redactor. :: sonia tercero/
Alcaldesa, concejales, responsable de Lif y redactor. :: sonia tercero

El documento mantiene una glorieta entre Belchite y Pino y Amorena y la reducción a dos carriles en parte de Miguel Delibes hasta el traslado de la subestación eléctrica

MARÍA JOSÉ LUMBRERAS LOGROÑO.

La solución escogida para reformar la zona de Vara de Rey con Duques de Nájera, con un túnel desde ésta a Miguel Delibes, ya se conocía pero quedaba que tuviera su reflejo en un proyecto de obra que pudiera tramitarse y ese documento fue presentado ayer.

Aunque la alcaldesa, Cuca Gamarra, prefirió no concretar cuándo se convocará la licitación, que habrá de realizar la Sociedad de Integración del Ferrocarril (Lif), sí aventuró que las obras podrán comenzar a principios del próximo verano. Insistió, además, en que tendrán un plazo de ejecución de 20 meses y un presupuesto de 7.280.270 euros. Dado que esta cifra es un millón y medio superior a lo que se pensaba de entrada, cuando no se preveía paso subterráneo, de esta diferencia se hará cargo el Consistorio, que además está negociando la participación de la Comunidad Autónoma en la factura. Lo demás forma parte de la actuación que ha de desarrollar Lif.

Dada la complicación de la obra, que en un momento dado llevará al cierre temporal de Vara de Rey se calcula que para verano del 2019-, la intervención se organizará en varias fases, la primera de las cuales irá destinada a preparar los recorridos alternativos para minimizar los efectos de esta medida. El redactor del proyecto, Daniel Herrero, avanzó ayer la intención de que esta parte más problemática de la intervención sea al final de la misma.

La obra, de 20 meses, se realizaría en cuatro fases, y la tercera cerrará Vara de Rey

Se detuvo además el ingeniero en otros detalles de la obra, tales como la rotonda que finalmente se quedará entre Bechite y Pino y Amorena o la solución provisional dada a Miguel Delibes por la presencia de la subestación eléctrica cuya marcha no parece inmediata, si bien se mostró partidario de que esta calle tenga cuatro carriles en toda su extensión.

El problema de la subestación

La alcaldesa destacó que el proyecto sirve para completar la transformación que ha supuesto para la ciudad la primera fase del soterramiento.

El acto de presentación, que se celebró en el Salón de Retratos de la Casa Consistorial, también contó con la presencia del portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Julián San Martín, quien mostró su satisfacción porque entiende que esta obra «hace ciudad», aunque le falten «cositas como la subestación».

El plan original contemplaba sustituir el actual cruce por una rotonda de tres carriles, pero la supresión del túnel suscitó protestas ciudadanas. Un pleno acordó pedir a la Sociedad del Soterramiento un estudio de alternativas que deparó tres posibles, la original y dos más que mantenían el paso subterráneo, una hacia Lobete y otra a Miguel Delibes, que fue por la que se optó finalmente con el apoyo de los grupos PP, PSOE y Cs. Esta propuesta, ahora con forma de proyecto, alinea el túnel con la calle Miguel Delibes, con lo que se mantiene la rebaja de la rasante de la zona a la que se aspiraba, y no recorta la parcela edificable.

El grupo socialista, por su parte, apreció los cambios introducidos, como la glorieta de Belchite, pero criticó la demora de la actuación y también que no se haya retirado la subestación eléctrica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos