La Retina: el rostro de Logroño

Jesús Esteban (Jalón Ángel), con el oftalmólogo Ramón Castroviejo en 1960. :: /JALÓN ÁNGEL/ ARCHIVO CASA DE LA IMAGEN
Jesús Esteban (Jalón Ángel), con el oftalmólogo Ramón Castroviejo en 1960. :: / JALÓN ÁNGEL/ ARCHIVO CASA DE LA IMAGEN

EDUARDO GÓMEZLogroño

Dentro de las actividades con las que el Ayuntamiento logroñés ha inundado los próximos días pintados de colorado en el calendario, figura una exposición con los fondos de los fotógrafos locales Jalón Ángel y Payá titulada 'El rostro de una ciudad'. Gracias a su actividad, como a la de tantos colegas, se puede tener testimonio de épocas pasadas. Y ello debería estimular a tantos y tantos que conservan olvidadas fotografías que carecen ya de interés personal y que, sin embargo, pueden ser valiosas para los estudiosos de nuestra historia.

En relación con Jalón Ángel, firma que dirigía en Logroño el fotógrafo Jesús Esteban, oficial de Ángel García de Jalón, instalado en Zaragoza, se recuerda la llamativa exposición de sus retratos en el portal del edificio donde tenía su estudio, en el Muro de la Mata, justo al lado del desaparecido Café Comercio. El emplazamiento se había instalado previamente en un edificio en Bretón de los Herreros, aledaño al Banco de Santander. En él inició su carrera profesional el joven Rufino Martínez, que paralelamente destacaba como delantero-centro en el fútbol regional, y quien ya maduro como profesional de la cámara y del laboratorio se desplazó a Santo Domingo de la Calzada para dirigir hasta su jubilación un estudio fotográfico, compartiendo su artística actividad con la de destacado miembro del equipo de fútbol de la localidad.

Volviendo al eje de nuestro comentario, la firma, ya dirigida por sus dos hijos, se desplazó posteriormente a Portales, ocupando un amplio local que fue ferretería -y que ahora es cafetería-.

La firma comentada compartía actividad con varias repartidas por la ciudad y con la simpática presencia en el Espolón de los llamados fotógrafos al minuto, con su caballito y su toro de cartón, uno de los cuales, llamado Barguilla, compartía la profesión con el alquiler de ropa para torear.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos