La Rosaleda

Ahora que tanto se alardea desde los medios oficiales de transparencia, a la gente que ve pasar el tiempo, sin poder sentarse en la terraza de La Rosaleda, le gustaría conocer las razones por las que se mantiene inactiva. Su extraña situación actual aporta una imagen de desidia que nada favorece al sector de la cacareada gastronomía logroñesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos