La reurbanización de la calle Cigüeña se inicia con el fin de dar prioridad al peatón

Visita oficial a las obras que comenzaron ayer. :: ayto. logroño/
Visita oficial a las obras que comenzaron ayer. :: ayto. logroño

La obra, con una inversión de casi 65.000 euros en tres meses, ampliará aceras y renovará mobiliario

LA RIOJA

logroño. Las obras de reurbanización de la calle Cigüeña de Logroño, en el tramo comprendido entre Beatos Mena y Navarrete y Padre Marín, arrancaron ayer para ampliar las aceras con lo que se dará prioridad al peatón. La obra también incluirá la renovación de los servicios afectados y se dotará a la zona de nuevo mobiliario urbano.

Los concejales de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas de Logroño, Francisco Iglesias, y del distrito este, Miguel Sáinz, acudieron ayer al inicio de las obras.

La Junta de Gobierno Local adjudicó en diciembre pasado el proyecto de reurbanización de la calle Cigüeña a la UTE Conservación Logroño por 64.429 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Esta actuación está incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño (PMUS) ya que la calle Cigüeña está considerada dentro de la categoría de «calles pacificadas», donde se pretende que sean zonas de uso eminentemente residencial donde convivan peatones, bicicletas y vehículos de una forma segura. Esta obra es fruto de las peticiones ciudadanas y da continuidad a otras actuaciones realizadas en el entorno, como la acometida en mayo para mejorar la seguridad vial en los pasos peatonales de la calle Beatos Mena y Navarrete, precisamente en el cruce con la calle Cigüeña.

En relación al cruce con la calle Padre Marín, «se considera conveniente ampliar las aceras en todo el tramo de Cigüeña con creación de orejas peatonales, concediendo un espacio más seguro a los peatones y reduciendo la zona de conflicto con el tráfico rodado», dijo Francisco Iglesias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos