1,3 millones para arreglar la actual estación de autobuses

Aspecto actual de la fachada de la estación de autobuses de Logroño. /Justo Rodriguez
Aspecto actual de la fachada de la estación de autobuses de Logroño. / Justo Rodriguez

La rehabilitación del actual edificio, incluyendo fachadas, cubiertas y canalizaciones, se realizará el próximo año

EFELogroño

El concejal de Desarrollo Sostenible de Logroño, Pedro Sáez Rojo, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento licitará la próxima semana las obras de rehabilitación del edificio que alberga la actual estación de autobuses para que "puedan ejecutarse durante 2018 y terminen a finales del mismo año".

Sáez Rojo ha reconocido, en una rueda informativa, que se trata de "una actuación muy esperada por todos los logroñeses, en especial, por los vecinos de este bloque de viviendas", integrado por once portales con fachadas a las calles Vara de Rey, Pío XII, Belchite y Avenida de España, en cuyo interior se ubica el servicio de transporte.

Obras e ideas para este espacio

La rehabilitación integral, ha detallado, incluye, entre otras actuaciones, la renovación y revestimiento de fachadas; retejados en distintas zonas de cubierta; revisión y reparación de juntas de dilatación; sustitución de canalones en su caso y conexiones a bajantes; renovaciones de saneamiento, abastecimiento y electricidad.

El proyecto que se contratará afecta únicamente al espacio residencial, no al utilizado por el servicio de la estación de autobuses, ya que tanto en el vestíbulo como en el patio de dársenas "se irá trabajando posteriormente para poder transformarlo cuando la nueva estación, actualmente en construcción, esté terminada", ha dicho el concejal.

Sáez Rojo ha recordado el compromiso de la alcaldesa, Concepción Gamarra, de poner en marcha, con el Colegio de Arquitectos, un concurso de ideas para la remodelación de esta gran zona, que "albergará en su interior una plaza pública -ahora ocupada por las dársenas- y mantendrá espacios para colectivos y asociaciones de la ciudad".

El actual edificio de la estación de autobuses fue construido entre 1949 y 1958, bajo el proyecto de los arquitectos municipales Jaime Carceller y Luis González; la ultima actuación llevada a cabo en este edificio fue en 1990, cuando se remodeló el vestíbulo, dársenas y otras dependencias del servicio de transporte interurbano, ha concluido.

Las obras, ha precisado, comprenden la rehabilitación de 8.000 metros cuadrados de fachada y 800 de zócalo y también afectará a las cubiertas de las partes más visibles a las canalizaciones, a las redes de servicio, a los elementos estéticos y a otras reformas relacionadas con la calidad habitacional.

El presupuesto de licitación asciende a 1,3 millones de euros, que será asumido por el Ayuntamiento, en proporción a los pisos que son de propiedad municipal, además de las zonas comunes; y por los particulares propietarios de viviendas.

En concreto, de los 81 pisos que integran este edificio, el Ayuntamiento es titular de 25 y los 57 restantes son de propiedad privada. Además, ha detallado que en planta baja se ubican catorce locales de propiedad municipal, más el que ocupa la propia estación de transporte interurbano.

Superior al millón de euros

El conjunto de la rehabilitación de las viviendas tiene un coste estimado en 959.883 euros, al que el Ayuntamiento también deberá hacer frente en solitario a la rehabilitación de la planta baja del edificio y los elementos comunes, por un importe 378.558 euros, ha declarado.

La cuota de participación correspondiente a la propiedad privada es del 53,2 %, mientras que el 46,8 % del total corresponde al Ayuntamiento y ha matizado que "cada propietario deberá asumir la obra por un importe que, en función de la superficie de su vivienda, varía entre los 5.000 y los 8.000 euros".

Estos porcentajes, ha argumentado, "serán aplicados al presupuesto final de la obra, tras la previsible baja que se producirá en el proceso de licitación, por lo que las cantidades que se les ha indicado los vecinos que deben asumir son las máximas".

Sáez Rojo ha recordado que los propietarios de las viviendas de este inmueble han sido requeridos, a través de las Inspecciones Técnicas de Edificios (ITE), a llevar a cabo esta rehabilitación, que finalmente se ha hecho a través del "procedimiento de la ejecución subsidiaria, a través de la que el Ayuntamiento se ha hecho cargo del proyecto, de forma consensuada con los vecinos".

De esta forma, "se agiliza la gestión, ya que se trata de un edificio emblemático, en el centro de la ciudad, que debe ser rehabilitado en una actuación única y manteniendo al mismo tiempo la prestación de un servicio público".

Giro del pago a cada propietario

Ha informado de que el Ayuntamiento aporta la totalidad de la inversión que recupera en la parte que corresponde a los propietarios privados en función de su cuota de participación, "es decir, el Ayuntamiento paga todo y gira a cada propietario privado el recibo que le corresponde".

Este proceso, ha adelantado, "ya se ha iniciado, de manera que hace unos días que se comenzó a notificar a cada propietario cuál será el importe aproximado que deberá asumir y que no superará los 8.000 euros".

También ha precisado que, "aunque cada portal llevó a cabo su ITE, las actuaciones se van a acometer de manera conjunta, en un mismo proyecto, para reducir los plazos y el coste".

El proyecto de rehabilitación será licitado por la Junta de Gobierno el próximo día once, por lo que "las obras podrían comenzar en abril de 2018", según Sáez Rojo, quien ha precisado que el plazo de ejecución será de "unos ocho meses, por lo que a finales del próximo año la obra podría estar acabada".

Fotos

Vídeos