El registro del ADN de las mascotas, novedad de la ordenanza de animales

La Junta de Gobierno aprueba el proyecto de modificación de la norma, abierta ahora a un plazo de presentación de enmiendas

Á. AZCONA LOGROÑO.

La Junta de Gobierno Local de Logroño aprobó ayer el proyecto de modificación de la ordenanza reguladora de la tenencia y protección de animales de compañía, un trámite que debe pasar todavía por un proceso de presentación de enmiendas y que, si se cumplen los plazos previstos, irá a Pleno para su aprobación final «entrada la primavera».

El portavoz del equipo de Gobierno municipal, Miguel Sáinz, recordó que la ordenanza actual está en vigor desde el 2002 con «alguna modificación en el 2011, por lo que era necesario una nueva revisión para introducir distintas necesidades en la materia».

LOS PLAZOS PREVISTOS

uLos partidos tienen 10 días para presentar enmiendas.
uSerán estudiadas por los técnicos, que redactarán un borrador para llevar a pleno en enero o febrero.
uEl texto que se apruebe se someterá a información pública durante un mes
Se podrán presentar alegaciones. El siguiente paso será la aprobación definitiva en pleno.

Entre otros aspectos, mencionó que la nueva ordenanza incluye la «obligación de microchipar y tener identificados a los animales de compañía de la ciudad» e introduce mejoras en las parcelas municipales utilizadas como esparcimiento de animales, así como diversas medidas de protección de los colonias felinas. Asimismo, se establece como obligatorio el registro de los datos relativos al ADN de cada animal en el censo municipal de animales de compañía de Logroño. Por otro lado, se incorpora una triple clasificación de los animales en vagabundos, abandonados y perdidos y se clarifica el régimen de ingreso, permanencia y adopción de estos animales en el Centro de Acogida.

Además, se posibilita que los animales que hayan ingresado en el centro por denuncia de malos tratos o tortura puedan ser cedidos en custodia provisional a las asociaciones protectoras de animales. En este ámbito, se incorporan nuevas exigencias en la regularización de la situación jurídica y sanitaria de los animales que se entregan en adopción, incluyendo la esterilización.

El portavoz municipal destacó que en la modificación, además, «se avanza hacia el 'sacrificio 0' a través de medidas de tenencia responsable de animales de compañía, de promoción de la adopción, favorecer el apadrinamiento y otras que permitan alcanzar dicho objetivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos