La reforma de la Glorieta se acompasará a la restauración del Sagasta

Ayuntamiento y Gobierno firman un convenio para coordinarse en las dos obras que coincidirán en el mismo entorno del centro de Logroño

EFELogroño

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha confirmado hoy que se ejecutará, de forma coordinada con el Gobierno de La Rioja, la reforma del IES Sagasta y la reurbanización de La Glorieta del Doctor Zubía, para la que se adecuará el anteproyecto según las características del edificio.

Gamarra y el consejero de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, han firmado hoy el convenio de coordinación de la obra de reforma integral del Instituto de Educación Secundaria (IES) Sagasta, a cago del Gobierno regional, y de su entorno, que ejecutará el Ayuntamiento de Logroño.

Ello supone "dos actuaciones de dos administraciones distintas en un único entorno que se desarrollarán de manera conjunta", ha indicado la alcaldesa.

En una rueda informativa posterior a la firma, Gamarra ha informado de que la licencia de obras para la rehabilitación del edificio se firmará en los "próximos días", por lo que su licitación comenzará este mes y se prevé que se publicación en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR) se produzca en enero.

Ha destacado que se trata de "una de las obras más importantes de Logroño que se desarrollará en los próximo años", tanto desde el punto de vista educativo, por lo que supone la reforma del instituto, como de ciudad, al tratarse de "un edificio emblemático situado en el centro".

Para ello, ha avanzado que "el Ayuntamiento adecuará el anteproyecto municipal existente de reforma de la Glorieta al proyecto del Sagasta", teniendo en cuenta algunos aspectos que afectan al entorno, como los nuevos usos que se contemplan para el centro educativo.

De esta forma, ha anunciado que se revisará la vialidad del entorno para garantizar "la seguridad vial tanto de los estudiantes y docentes como de los viandantes", ya que el edificio, tras la reforma, "a parte de su uso docente, tendrá otros espacios museísticos, lo que implicará mayor tránsito peatonal al incrementarse la oferta de servicios".

Coordinación necesaria

Para Galiana, es necesario que los trabajos confluyan de "manera armónica y con objetivos comunes", ya que el edificio del IES Sagasta, además de mantener su actividad, es "un icono, tanto de la educación como de la arquitectura en Logroño".

Por este motivo, ha incidido en que "la coordinación es efectiva para poder desarrollar las distintas actuaciones de la mejor manera posible"; y ha recordado que la reforma del Sagasta saldrá a concurso por casi 26 millones de euros, con un plazo de ejecución de treinta meses, para poder terminar las obras a finales de 2020 o inicios de 2021.

El consejero de Educación ha confiado en que a partir del próximo verano puedan comenzar las obras, aunque ha reconocido que, "al tratarse de una obra tan importante, serán diferentes las empresas que se presenten, por lo que llevará más tiempo adjudicar la reforma del instituto.

Para lograr finalizar las obras en las mimas fechas, Gamarra ha explicado que el Ayuntamiento modificará el anteproyecto de remodelación de La Glorieta a lo largo de 2018 para que pueda ser licitado 18 meses antes de la previsión de la terminación de la reforma del instituto.

Así, ha indicado que se incluyen los seis meses previstos para la licitación de las obras y otros doce meses para la ejecución de la reurbanización del entorno de la plaza.

El anteproyecto existente para la rehabilitación de La Glorieta, ha aclarado, se basa en el proyecto ganador de un concurso de ideas convocado a tal efecto, pero que ha sido desarrollado por los técnicos municipales, con un presupuesto de ejecución de 1,5 millones de euros.

Modificaciones en La Glorieta

Entre los elementos que se modificarán, ha mencionado la iluminación para "ofrecer uniformidad en todo el entorno", tanto la ornamental que se dote al edificio, que ocupa el espacio central de la Glorieta, como el alumbrado público de la plaza.

Además, ha concretado que "la presencia de un arbolado con tanta frondosidad y con ejemplares de gran porte y valor puede propiciar que la iluminación monumental del edificio se lleve a cabo desde el suelo, por lo que debe incluirse en el proyecto de urbanización municipal".

Otro de los factores que modificará el anteproyecto, ha precisado, es "el cambio de flujos de movimiento de personas como consecuencia de la diversa actividad que se desarrollará en el instituto", así como las nuevas rasantes y condiciones volumétricas del edificio, estimándose también la posibilidad de "ceder parte de espacio público para los nuevos accesos".

Para la coordinación de las obras, ha avanzado que se constituirá una comisión técnica de seguimiento, compuesta por ocho representantes, cuatro de cada administración, uno de ellos será el director general de Educación, otro un concejal y otro el director del IES Sagasta o la persona a quien designe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos