El radar móvil 'caza' tres conductores al día en los 15 tramos de calles controlados en Logroño

Radar móvil en avenida de la Paz -con la calle Obispo Fidel García- que supuso el estreno del control en tramos señalizados. :: /Sonia Tercero
Radar móvil en avenida de la Paz -con la calle Obispo Fidel García- que supuso el estreno del control en tramos señalizados. :: / Sonia Tercero

Las denuncias en la avenida Lope de Vega supusieron el 65% de las 1.106 sanciones totales del año pasado

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

El radar móvil con el que cuenta la Policía Local de Logroño en la práctica, a la espera de incorporar un nuevo cinemómetro este mismo año, sigue ampliando su radio de acción y, por tanto, el número de denuncias por exceso de velocidad. El control en hasta seis nuevos tramos de calles que se sumaron en mayo pasado a los nueve ya existentes desde el 2013 hizo que el 2017 se cerrase con repunte del 28,4% de las infracciones. Y ello pese a que durante dos meses el vehículo quedó en 'fuera de juego' al tener que pasar por la necesaria validación a la que están obligados.

Según los datos facilitados a Diario LA RIOJA por la Concejalía de Seguridad Ciudadana, de las 861 sanciones del 2016 se ha pasado a las 1.106 del año pasado. Dicho de otro modo: el radar móvil 'caza' a tres conductores al día en los 15 tramos de calles controlados, en cuatro de los cuales no se detectó ninguna infracción.

Que hasta tres de ellos sean de los nuevos (Duques de Nájera, Carmen Medrano y las calles Piqueras y Piquete) no ha pasado desapercibido para los responsables, que en cualquier caso precisan que hay tramos en los que resulta complicado estacionar el vehículo donde y cuando lo requiere la Policía Local.

Las multas aumentaron el 28,4% en el 2017 tras incorporar seis nuevos trayectos señalizados

Así lo pone de manifiesto el propio concejal del ramo, Miguel Sáinz, quien presenta como ejemplo las dificultades de ubicarse en calles como Carmen Medrano, donde no ha habido multas. De los nueve que existían desde enero del 2013 solo el tramo señalizado de la calle Clavijo no registró denuncias el pasado año.

El Ayuntamiento de Logroño, en cualquier caso, mantendrá los 15 tramos -13 calles- señalizadas con el aviso de 'control de velocidad' y, por tanto, como susceptibles de instalación del radar móvil que sale a la calle -el instalado en un vehículo cedido en su día por la propia DGT, pues el montado sobre un trípode apenas se utiliza, según el propio concejal-.

La Jefatura de la Policía Local de Logroño seleccionó a finales del 2012 una veintena de calles y tramos dada su accidentabilidad, su alta velocidad registrada o su realidad contrastada en las mesas del tráfico por agentes, técnicos de movilidad y vecinos. Finalmente, fueron nueve los señalizados de cara a comenzar su vigilancia mediante el radar móvil ya en el 2013, y el año pasado se incorporaron otros seis.

Duques de Nájera, Madre de Dios, avenida de la Paz, Carmen Medrano, Piqueras-Piquete y Murrieta se sumaban así a los ya existentes en La Nevera, avenida de la Paz, Lope de Vega, Sequoias, avenida de la Sierra, Clavijo, Portillejo, avenida de Burgos y Madre de Dios elevando los tramos señalizados con el aviso a un total de 15.

Ranking por calles

De los seis nuevos incorporados destaca el de Madre de Dios, donde a la altura del número 126 se llegó a sancionar hasta a 98 conductores convirtiéndose en uno de los principales puntos de control y vigilancia. Madre de Dios, así, se erige como una de las vías donde más denuncias registra el radar móvil con hasta 159 -sumando las 61 contabilizadas a la altura del número 53 en el tramo ya existente-.

En cualquier caso, la avenida de Lope de Vega se sitúa a la cabeza del ranking de denuncias por tramos, llegando a representar el 65% de las 1.106 sanciones totales del año pasado. Hasta 719 denuncias en ambos sentidos que se dividen en 310 a la altura del número 17; 187 en el 20; 126 en el número 14; 55 en el 61 y 41 en el número 13.

Le sigue la citada Madre de Dios y avenida de Burgos, con hasta 97 denuncias: 41 en el número 45; 40 en el 48; 13 en el 67 y tres en el número 128. En cuarto lugar aparece el tramo de la calle La Nevera, en el polígono industrial de La Portalada, con 93 denuncias en los números 14-15 y 16.

«Sorprende que son tramos donde el radar está generalmente bien visible, se sabe de sobra que se sanciona y, sin embargo, siguen presentando altos niveles de incumplimiento», sostiene el edil responsable de Seguridad Ciudadana y, por tanto, de Policía Local, Miguel Sáinz.

Sorprenden también los números que presentan tramos de calles como en avenida de la Paz, con sólo 15 denuncias, ocho a la altura del número 114 y siete en el 123, y Portillejo, con nueve multas a la altura del número 12, o Murrieta, con solo cuatro en el número 60.

Como observaciones, desde el Ayuntamiento se apunta que el 28 de abril del 2017 se tramitaron diligencias por delito al detectarse en la calle La Nevera un vehículo a 101 kilómetros por hora y que, administrativamente, la denuncia a la velocidad más alta se tramitó el 19 de julio en la avenida Lope de Vega, a la altura del número 20, por circular a 96 kilómetros por hora a las 8.30 horas de la mañana.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos